Cine y educación: 'Billy Elliot, quiero bailar'

Jamie Bell se hizo famoso con su papel en 'Billy Elliot, quiero bailar'.
Billy Elliot es un niño de 11 años, hijo de un minero, que vive en el norte de Inglaterra. Su vida cambiará para siempre al conocer a la Sra. Wilkinson, quien da clase de ballet en el gimnasio donde él intenta aprender a boxear. Pronto se encuentra inmerso en el mundo del ballet, para el que demuestra tener un talento innato gracias al cual podrá alcanzar sus sueños y cambiar las vidas de los que le rodean.
Con este papel de Billy Elliot en ‘Billy Elliot, quiero bailar’, se dio a conocer a nivel internacional el actor británico Jamie Bell que estuvo acompañado en el reparto por Julie Walters, Gary Lewis, Jamie Draven, Adam Cooper, Jean Heywood, Stuart Wells y Nicola Blackwell. Bell se encuentra actualmente inmerso en los trabajos ‘Turn‘, para la pequeña pantalla, y el nuevo film dramático pornográfico de Lars von Trier Nymphomaniac
Volviendo a ‘Billy Elliot, quiero bailar’, Stephen Daldry dirigió esta película con guión de Lee Hall, en la que también el mundo de la educación está presente, ya que nos da una verdadera lección magistral de que hay que luchar incansablemente por tus sueños, y sólo así los conseguiremos. Esta moraleja también estuvo presente, en otra película de este ciclo, con el film «Cielo de octubre«.
Jamie Bell realizó una interpretación magistral con un papel que bordó, acompañado además, de una muy destacable banda sonora a cargo de Stephen Warbeck.
A pesar de las adversidades que atraviesa (inicial rechazo familiar, situación económica, conveniencia por prejuicios de género, opinión de los amigos, etc.) Billy no se rinde, y hace entender a su padre que el baile es su pasión, no usa las palabras, no, se marca un baile que nos deja a todos clavados ante la pantalla. Y por eso, creo que los padres son los que más deben tomar nota de esta película, han de permitir que sus hijos sigan el camino que les guste. Porque sería una pena que en el futuro un Billy Elliot en potencia acabara siendo un administrativo, un celador, o un obrero… con todos mis respetos a tan honorables profesiones.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.