Películas de Jason Staham

Jason Staham es uno de los actores más duros del cine. Nacido en el céntrico condado inglés de Derbyshire, destacó desde temprana edad por su impresionante condición física.

Durante su época escolar se volvió habitual de los equipos de fútbol infantiles. Aunque alcanzaría la categoría de atleta profesional en saltos ornamentales. Durante 12 años formó parte del equipo británico de natación.

Tuvo tiempo para alistarse en el ejército y formar parte del cuerpo de paracaidistas. También de especializarse en varias artes marciales mixtas como kickboxing y Jiu Jitsu, entre muchas otras. Todo eso antes de que sus inclinaciones artísticas se impusieran y empezara su carrera como modelo. Hasta que se topó con Guy Ritchie y dio el salto a la gran pantalla.

Jason Staham: un hombre de acción

Su porte de hombre rudo se impuso rápidamente. Y aunque ha querido incursionar en otra clase de cine más allá de las películas de acción, los papeles que más le ofrecen son los de héroes políticamente incorrectos.

Para disgusto de las compañías aseguradoras y de algunos productores, Staham filma él mismo la mayoría de las escenas de riesgo.

Lock and stock, de Guy Ritchie (1998)

A los 31 años Jason Staham debutaba en el cine. Pequeño pero destacado papel en esta ácida comedia de humor negro dirigida.

Snatch, de Guy Ritchie (2000)

Staham obtuvo un papel de mucho más peso, con el cual ya esbozaba claramente su estilo interpretativo. Compartió elenco con Brad Pitt, Benicio del Toro, Dennis Farina, y Vinnie Jones, entre otros.

Turn it up, de Robert Adetuyi (2000)

La primera incursión del actor dentro del cine estadounidense no resultó muy exitosa. Se trata de una película de acción que pocos vieron y nadie recuerda.

Fantasmas de Marte, de John Carpenter (2001)

Radicado ya en Hollywood, en su segundo proyecto en suelo estadounidense se puso en manos del maestro del terror John Carpenter. Pese a las expectativas generadas y a un presupuesto considerable para este tipo de cintas, el filme no funcionó en taquilla.

El único, de James Wang (2001)

Jason Staham empezaba a acercarse al universo de los villanos. También, junto con el célebre actor chino Jet Li, mostraba su talento para las artes marciales.

Mean machine, de Barry Skolnick (2001)

Junto con Vinnie Jones, protagonizó una comedia negra basada en un clásico de 1974: The longest yard. El experimento salió mal.

The transporter, de Louis Leterrier (2002)

Producida por el especialista en cine de acción Luc Besson, esta película de manufactura francesa lanzaría al actor a lo más alto del estrellato mundial.

El éxito permitió completar una trilogía, en la que el británico pudo hacer gala de sus increíbles dotes para las artes marciales.

The Italian job, de F. Gary Gray (2003)

Remake del filme homónimo protagonizado por Michael Caine en 1969. Una historia de robos y ladrones, lealtades, traiciones y venganzas.  El elenco lo completan Mark Walhberg, Charlize Theron, Edward Norton y Donald Sutherland.

Cellular, de David R. Ellis (2004)

Acostumbrado a los papeles de anti héroe, en esta película se pone nuevamente en la piel del villano. Protagonizada junto a Chris Evans, Kim Bassinger y William H. Macy.

Revólver, de Guy Richie (2005)

Jason Staham sería en ésta, su tercera colaboración con Guy Richie, el protagonista de la historia. Sin embargo, la nueva reunión del actor con su mentor no salió nada bien. La cinta recibió críticas mayoritariamente negativas y terminó ignorada por el público.

London, de Hunter Richards (2005)

Junto a Chris Evans, Jessica Biel e Isla Fisher, se adentró en este drama independiente. La cinta sirvió para que Staham mostrase que sus dotes histriónicas van más allá de los disparos y las patadas.

Caos, de Tony Giglio (2006)

Protagonizada en compañía de Ryan Phillippe y Wesley Snipes. Otro robo con mucha acción y misterios por resolver. La película resultó un rotundo fracaso comercial.

Crank, de Mark Nevoldine y Brian Taylor (2006)

Una de las películas emblemáticas en la filmografía de Staham. Con este thriller lleno de elementos de cine gánster, el histrión volvió a hacer gala de su talento interpretativo. En 2009 se estrenó una secuela de esta historia, con el mismo éxito de público.

War, de Philip G. Atwell (2007)

Jet Li y Jason Staham se enfrentaron por segunda vez en la gran pantalla. El resultado fue una cinta de acción trepidante que dejó cuantiosas ganancias a sus realizadores.

The bank job, de Roger Donalson (2008)

La cinta está basada en un robo real a un banco en el centro de Londres en 1971. Staham lidera a un grupo poco profesional de ladrones que, contra todo pronóstico, ejecuta “el robo del siglo”.

En el nombre del rey, de Uwe Boll (2008)

Basada en el videojuego Dungeer Siege. Pese a su gran presupuesto, la cinta fue ignorada abiertamente por la mayoría del público.

La carrera de la muerte, de Paul W. S. Anderson (2008)

El director británico Paul W. S. Anderson descansó temporalmente de los zombies de la saga de Resident Evil. Para ello, se adentró dentro de unas particulares carreras al interior de una cárcel de máxima seguridad.

 13, de Géla Babluami (2010)

Aunque comercialmente lo que se le da mejor es el cine de acción, Staham no pierde oportunidad para eventualmente, adentrarse en otros géneros.

Una historia de poder, dinero y moralidad. El reparto coral lo completan, entre otros, Michael Shannon, Sam Raley, 50 Cent y Alexander Skarsgard.

Los mercenarios, de Silvester Stallone (2010)

Cine de acción “clásico”, homenaje a los grandes héroes del género de la década de 1980. En el reparto figuran los nombres de Bruce Willis, Jet Li, Dolph Lundgren y Mickey Rouke, entre otros.

Hasta la fecha, la franquicia va por trilogía.

The mechanic, de Simon West (2011)

Staham se puso al frente de este remake del film homónimo que en 1972 protagonizara Charles Bronson. La cinta recibió críticas mayoritariamente negativas, aunque el trabajo actoral del inglés fue alabado por unanimidad.

En 2016 se estrenó una secuela, que contó con Jessica Alba y Tommy Lee Jones dentro del reparto.

Killer elite, de Gary Mickendry (2011)

Acción y suspenso junto a un reparto de lujo que incluye al ganador del Oscar Robert De Niro y a Clive Owen. La historia está basada en el libro Los hombres de plumas, escrito por el británico Ranulph Fiennes.

El protector, de Gary Fleder (2013)

Con guion de Silvester Stallone, Staham se pone en la piel de un ex agente antidrogas viudo. Para cuidar a su hija, se muda a un pequeño pueblo, pero los planes salen mal.

Espías, de Paul Feig (2015)

Junto a Melissa McCarthy y Jude Law, se unió a esta disparatada comedia llena de situaciones inverosímiles. Alabada por la crítica y celebrada por el público, Staham haría gala de su habilidad para hacer reír. Recibió una nominación como Mejor Actor en Comedia en los Critic´s Choice Movie Awards.

Saga Fast & Furious

Desde 2013, con un cameo al final de Fast & Furious 6, se uniría al elenco de la exitosa franquicia de acción y velocidad. Deckard Show, su personaje, es al inicio un villano sin escrúpulos y despiadado. Sin embargo, en Fast & Furious 8, combate junto a Vin Diesel (Toretto) y compañía, enfrentándose a la súper villana Charlize Theron.

 

Fuentes imágenes: Famous People / 20Minutos  / SensaCine.com

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.