Las 10 mejores películas de Alfred Hitchcock, el maestro del suspense

Repasamos las mejores películas de Alfred Hitchcock, el maestro del suspense.

Al hilo del estreno el pasado fin de semana de la película ‘Hitchcock’ de Sacha Gervasi, la web labutaca.net ha preparado una lista con las películas de Alfred Hitchcock que más les gustan. Inspirándonos en su artículo, nosotros hemos hecho una selección con nuestras 10 favoritas. Sin duda prácticamente toda su filmografía merecería estar en este artículo, pero queremos poner en valor los 10 títulos seleccionados. Sin más dilación, porque sobre Alfred Hitchcock podríamos hablar durante horas, pasamos a la lista, esperamos que os guste:

  1. “De entre los muertos (Vértigo)” (1958). Una obra fascinante y de plena vigencia en la que Kim Novak era el exquisito fantasma que James Stewart perseguía a través de un San Francisco espectral, pintado por los colores saturados de Robert Burks y con el ánimo mortuorio de la banda sonora de Bernard Herrmann.
  2. “Encadenados” (1946). El gran Ben Hecht fue el guionista de esta adaptación de una historia de John Taintor Foote que combinaba espionaje, romance y nazis en Brasil con tres grandes estrellas: Ingrid Bergman, Cary Grant y Claude Rains. Ellos formaron el triángulo de pasiones y traiciones que dio lugar a algunas de las secuencias más celebradas del cine de Alfred Hitchcock, como un largo beso entre Grant y Bergman que tuvo que vérselas con la censura.
  3. “Psicosis” (1960). La adaptación de la novela de Robert Bloch dio un vuelco en la narrativa convencional de Hollywood al ofrecer una protagonista que moría a mitad de la trama. Quizá sea el filme más popular de Alfred Hitchcock y también uno de los que más mitos ha generado relacionados con su protagonista Anthony Perkins o con Janet Leigh y la secuencia de la ducha. Su rodaje dio pie al libro “Alfred Hitchcock and the making of Psycho”, a su vez punto de partida para “Hitchcock” de Sacha Gervasi. Asimismo, tuvo varias secuelas y un remake plano por plano y en color de Gus Van Sant.
  4. “Los pájaros” (1963). A partir del magnífico relato de la escritora Daphne Du Maurier, Hitchcock hizo de “los pájaros” una monster movie en la que una vez más convertía lo inofensivo y rutinario —las aves del título— en la materia prima del horror más irracional. Aquí el Apocalipsis tenía forma de una infinita bandada que arrasaba un pueblo del Norte de California, desastre en medio del cual Tippi Hedren luchaba por sobrevivir. Su secuencia final es uno de los momentos más terroríficos del cine.
  5. “Frenesí” (1972). Hitchcock volvió a Inglaterra para rodar este thriller sobre un serial-killer que asesina a sus víctimas con una corbata, basado en una novela de Arthur La Bern. Ambientado en Londres, es una de sus largometrajes más crudos y agresivos que filmó, una cinta áspera y desagradable que ofrecía los primeros desnudos de su filmografía y que contaba con un inquietante Jon Finch como protagonista. Con él, el director volvió a reencontrarse con los elogios de la crítica.
  6. “La ventana indiscreta” (1954). James Stewart encarnaba el voyeur que todo espectador lleva dentro, espiando desde su ventana las vidas ajenas y descubriendo accidentalmente un asesinato mientras una bellísima Grace Kelly trataba de llamar su atención. Es una de las películas más queridas y celebradas del realizador: un thriller vibrante pese a la inmovilidad de su protagonista, y un magistral ejemplo de cómo extraer el suspense de la mera observación de lo cotidiano.
  7. “Con la muerte en los talones” (1959). Quintaesencia del thriller del falso culpable, el hombre en el lugar equivocado y en el momento equivocado que tantas veces utilizó Hitchcock a lo largo de su trayectoria. Cary Grant fue uno de sus mejores representantes como Roger O. Thornhill, insistentemente confundido con George Kaplan y perseguido a lo largo y ancho de la geografía estadounidense. Es quizá lo más cerca que el cineasta estuvo de realizar una película de acción.
  8. “Rebeca” (1940). Supuso su encuentro con el productor David O. Selznick, quien se preocupó por que fuera lo más fiel posible a la novela de Daphne du Maurier que adaptaba. Con el carácter novelesco que le atribuía Hitchcock, este debut en el cine norteamericano no contenía sus claves esenciales, pero ofrecía un cuento fantasmal con unos excelentes Joan Fontaine y Laurence Olivier.
  9. “El hombre que sabía demasiado” (1956). Remake de su uno de sus mejores trabajos de su etapa británica, la película ponía a una familia de vacaciones en Marruecos en medio de un conflicto internacional. James Stewart y Doris Day eran los atribulados padres que desesperaban por encontrar a su hijo secuestrado, una carrera a contrarreloj que culminaba en uno de los mejores finales hitchcockianos, una portentosa escena en el Royal Albert Hall de Londres.
  10. “Cortina rasgada” (1966). Thriller político con fuerte clima de Guerra Fría, en él Paul Newman era un científico que, junto a su secretaria y novia (Julie Andrews), se metía en más de un problema en Alemania Oriental en su intento de obtener información sobre la tecnología nuclear soviética. Adrenalítica e intensa como pocas, “Cortina rasgada” tenía además uno de los asesinatos más agrestes y salvajes de su cine, el que el protagonista acomete sobre Gromek (Wolfgang Kieling).

¿Y a tí, cual es la que más te gusta?

Más información – Un Hopkins correcto en ‘Hitchcock’, la comedia de Sacha Gervasi

Fuente – labutaca.net

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.