'Diaz, no limpiéis esta sangre', realista alegato a favor de los "movimientos antiglobalización"

Jennifer Ulrich en una escena de 'Diaz, no limpiéis esta sangre'.

Jennifer Ulrich en una escena de la película ‘Diaz, no limpiéis esta sangre’.

‘Diaz, no limpiéis esta sangre (Diaz, don’t clean up this blood)’ es la nueva propuesta del cine europeo (Italia, Rumanía y Francia), dirigida por Daniele Vicari y protagonizada por un reparto que encabezan: Claudio Santamaria (Max), Jennifer Ulrich (Alma), Elio Germano (Luca), Davide Iacopini, Ralph Amoussou y Fabrizio Rongione, entre otros, cuenta con un guión de Vicari  basado en un argumento de Daniele Vicari y Laura Paolucci.

En 2001, el último día de la reunión del G8 en Génova, justo antes de medianoche, más de 300 policías asaltaron la escuela Diaz buscando manifestantes. Dentro de la escuela se encontraban 90 activistas, la mayoría estudiantes europeos, y un grupo de periodistas extranjeros, todos ellos preparándose para pasar allí la noche. Cuando la policía irrumpió, los jóvenes manifestantes levantaron las manos en señal de rendición. Los oficiales descargaron una violencia calculada y frenética, golpeando indiscriminadamente a jóvenes y mayores, hombres y mujeres. “Diaz, no limpiéis esta sangre” reconstruye los hechos de esos terribles días desde el punto de vista de la policía, los manifestantes, las víctimas y los periodistas que se vieron atrapados en la tragedia.

Con Elio Germano (‘La nostra vita’) en el reparto, Daniele Vicari, desempolva una década más tarde y de forma apasionada unos acontecimientos mal conocidos, que dejan de manifiesto en toda su desnudez, una aproximación a lo que aconteció en 2001. El film, estupendo,reproduce con crudeza unos hechos que hasta el 2010 no fueron condenados por los jueces.

‘Diaz, no limpiéis esta sangre’ es una película dura, sangrienta, que está llena de violencia y vejaciones, es denuncia. Y lo peor de todo, es que no es ficción, es la realidad de la moderna Europa Occidental en pleno siglo XXI, lo cual la convierte en una necesaria crítica de la gestión de la clase política, en este caso, encabezada por Berlusconi. Un alegato a favor de los «movimientos antiglobalización» en verdad y de cómo la violencia siempre la ejerce el más fuerte.

Más información – ‘La nostra vita’, emotiva propuesta con Elio Germano
Fuente – labutaca.net


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.