Crítica de «Alice in Wonderland»

Nota: Esta crítica no contiene Spoilers.

Aunque en España no aparecerá hasta el 16 de abril, «Alicia en el País de las Maravillas» de Tim Burton se ha estrenado este fin de semana pasado en las salas de Estados Unidos y ha tenido una gran acogida. En Los Ángeles era difícil encontrar entradas para las sesiones IMAX de la película.

Técnicamente la película está perfecta: la cinematografía sigue con fidelidad los antecedentes descritos en las historias originales pero adaptando la luz a los nuevos acontecimientos. Pero lo que más llama la atención sin duda alguna, son los decorados y todo el trabajo realizado por el departamento de producción artística de la película, que ha sido uno de los grandes atractivos para el público.

En cuanto a la actuación, poco podían decepcionar los personajes a los que Burton ha dado vida con un apagado acento inglés. Llama la atención la majestuosa actuación del, otra vez irreconocible, Johnny Deep. El departamento de maquillaje y vestuario ha ayudado de manera considerable en la caracterización de los personajes.

Lo que pierde fuerza en algunos momentos es la historia, que aunque sea muy similar a la primera visita que Alice hizo y sigue exactamente la misma estructura, se intenta mezclar un género de adultos con la figura de la heroína para que los niños asistan a las salas. Por eso, al salir del cine sorprendentemente te puedes encontrar a bastante gente diciendo: «me quedé dormido«.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.