Crítica a "El Luchador", en Actualidad Cine

Ayer, y por la módica suma de $8,50, ingresé a una sala de cine no muy prometedora, pero que estaba bien para el día de lluvia que tocó. 13.20 era la función, y yo con mis pies bien mojados, no pude menos que esperar, pretender que la película escogida fuera, al menos, buena.

¿Y qué me encontré? Con una actuación de Mickey Rourke increíble, con una historia sumamente humana, con un tratamiento de los personajes, de los tiempos, de los espacios y ferocidades realmente impecable. La historia de un luchador, a quien el tiempo se le está escurriendo por entre los dedos. Y un maldito incidente lo obliga a replantearse lo que ha hecho con su vida, y lo que hará de ahí en adelante. Una hija que hace tiempo no ve, una amiga en la que se interesa como algo más, y a quien el tiempo también se le está escurriendo.

La vida de un luchador grande, de una bailarina de cavaret grande, de una hija grande, y de una sociedad igual de enchastrada que el alma de éstos tres personajes. Es de algún modo, una crítica a las elecciones, y a las motivaciones de esas elecciones, que no siempre son propias, sino que muchas veces son causadas por las voces ajenas, externas, espectadores de una fama ilusoria, de una realidad fantasmática que se brinda como alimento, así como también como única boca receptora de la violencia invasiva del mundo. Un luchador que cae y se levanta, porque es lo único que puede hacer.

Debo decir que el film me ha dejado muy satisfecha, y es que dice más de lo que podría, ya que tranquilamente podría caer en la superficialidad del retrato, sin desnudar las emociones que un espantoso, aunque bello Mickey Rourke describe con su mirada.  Eso es lo que he visto.
Del lado musical no fue por demás que este film llevara en los títulos finales una canción de Bruce Springsteen del mismo nombre, the wrestler. A la película le va bien el estilo rústico que podrán apreciar los espectadores que tengan entradas para los conciertos de Bruce Springsteen en España que ocurrirán en le verano.

Y entrando en la discordia, siendo que muy peleado estaba el Óscar entre Rourke y Sean Penn, diré que merecido estuvo para Peann el premio, ya que Mickey, pese a estar deslumbrante,  está falto de la humanidad que sólo el correcto recorrido brinda. Pero desde aquí, le digo, señor Rourke, que lo estaré apoyando hasta las últimas consecuencias, siempre.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.