Voldemort: los orígenes del heredero

Este ha sido uno de los proyectos más comentados por la incansable legión de fanáticos de Harry Potter en los últimos años. Desde 2015, cuando salieron a la luz las primeras noticias de que se estaba rodando una película sobre Voldemort, la emoción comenzó.

Sin embargo, desde Warner Bros, dueños de la marca comercial, rápido salieron a desmentir la información. Los “herederos” de Bugs Bunny aclararon que más allá de la nueva saga Animales Fantásticos, no había ningún otro proyecto anclado dentro del universo creado por J.K. Rowling en desarrollo.

Así fue como se supo que una pequeña productora italiana era quien estaba trabajando en esta idea. Después de una acusación por violación de derechos de autor, la compañía hollywoodense permitió que la producción continuara su marcha. Siempre y cuando la película no oficial no generara ningún beneficio económico a sus responsables.

Voldemort: los orígenes del heredero. Una historia necesaria

Cualquier cosa que esté relacionada con el universo del mago más famoso del mundo genera en el público una curiosidad instantánea. Y si hay un personaje que dejó mucho para explotar es Lord Voldemort.

Las motivaciones del “archirrival” de Potter nunca quedaron muy claras. Este tampoco fue un factor que la historia hubiese necesitado para avanzar o mantener su coherencia. Se trata de un villano malo, muy malo, cuya presencia equilibra a todo este mundo mágico.

Pero después de 8 películas y 7 libros, resulta necesario que alguien responda algunas preguntas respecto al mago que alguna vez fue un alumno prodigio en Hogwart. Después de todo, se trata de uno de los personajes malvados más importantes de la ficción universal. Casi a la altura de Dark Vader.

Una “FanMovie” mejor que muchas películas “oficiales”

Fueron 15.000 € de presupuesto y muchas ganas. Este fue la inversión que hizo la productora Tryangle para sacar adelante el proyecto. Parte de los fondos salieron de una campaña en Kickstarter que en poco tiempo cumplió con la meta establecida.

Las dudas sobre la calidad de la película están en el ambiente. Una historia hecha por fanáticos, dentro de un universo fantástico como el que rodea a Harry Potter, parece casi un chiste. Pero después de la publicación del primer tráiler a mediados de 2017, la historia se ganó al menos el beneficio de la duda.

El resultado final, disponible de manera gratuita y para todo el mundo en YouTube, es cuanto menos, agradable. Con todas las limitantes que evidentemente tiene una producción como esta, Voldemort: el origen del heredero, es una película digna.

Lo mejor

La calidad de los efectos visuales no ha dejado a nadie indiferente, lo mismo que la mezcla de los efectos de sonido. Si bien se pudiese esperar que estos fueran los puntos flácidos dentro de una producción de este estilo, ha resultado justo lo contrario.

El equipo de post producción supo aprovechar al máximo las herramientas tecnológicas que tenían a disposición. Ofreciendo además un acabado superior al de algunas secuencias de mega producciones como La Liga de la Justicia. O al de las propias películas “oficiales” de Harry Potter.

Lo “regular”

Gianmaria Pezzato, la directora de esta aventura, emplea una economía de planos durante las secuencias de acción sobresaliente. A falta de poder desplegar una batería de grandes explosiones o utilizar escenarios gigantescos, la cámara muestra lo suficiente para que al espectador no le falte información.

Al mismo tiempo, el guion mantiene una línea narrativa coherente y fácil de seguir. Sin embargo, unos diálogos extremadamente largos y demasiado explicativos, terminan por minar el desarrollo de la historia.

Son estos mismos parlamentos extensos los que también atentan contra la puesta en escena de Pezzato. Cuando los personajes tienen muchas cosas que contarse, la directora parece no saber qué hacer con la imagen.

De igual forma, un montaje impreciso también resta naturalidad al desarrollo de la historia. Lo mismo que una música incidental que por momentos es muy eficiente, pero que en algunas secuencias parece perder el tono.

Lo peor

La selección de los actores. Si bien se trata de histriones con un dominio perfecto de sus personajes, las edades no corresponden con la historia. Por último, el doblaje es simplemente atroz; tanto como para dar la sensación de que audio y video marchan fuera de sincronía.

 

Fuentes de imágenes:   TrendyByNick   /   wwww.cosmoenespanol.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *