Tras casi dos años de postproducción llegó 'La banda Picasso'

 Mateos, Bénézit, Agogué y Vilches en 'La banda Picasso'.

Ignacio Mateos, Pierre Bénézit, Raphaëlle Agogué y Jordi Vilches en ‘La banda Picasso’.

París, 1911. La Gioconda desaparece del Louvre. Pablo Picasso y Guillaume Apollinaire son detenidos y enfrentados. Pablo recuerda cómo Guillaume le había presentado a un atlético joven a quien llaman El Barón y que, al enterarse de su fascinación por unas estatuas ibéricas, decide robarlas del Louvre y vendérselas a un precio ridículo. Aquellas estatuas fueron cuatro años antes la inspiración del primer cuadro cubista, “Las señoritas de Avignon”. Pablo es español, Guillaume es polaco y El Barón es belga. Y la prensa habla de una banda internacional llegada a Francia para desvalijar los museos.

‘La banda Picasso’ está basada en la historia real del robo de “La Gioconda” del Museo del Louvre en 1911; a raíz de aquel hecho, Pablo Picasso y Guillaume Apollinaire fueron detenidos y acusados de cometer el delito. Y como no, nuestro Fernando Colomo debía sacar punta de esta cómica situación, para lo que ha contado con Ignacio Mateos, Pierre Bénézit, Lionel Abelanski, Raphaëlle Agogué, Jordi Vilches y Louise Monot, entre otros.

Con esta película me ha pasado como a muchos, que no sabes si situarla en el género del thriller, en el del drama, o en el de la comedia, pero finalmente, yo creo que lo más adecuado sería la comedia, sí.  Pero lo cierto es que sería una comedia a medio gas, ya que la narrativa que Colomo ha utilizado, cargada además de flashbacks, descoloca.

Aún así, he de reconocer que Colomo ha sabido volver a la línea de otras de sus películas, como podrían ser ‘Al sur de Granada’ o ‘Los años bárbaros’, en las que encontrábamos personajes históricos, y en este caso nos sumerge en esta anécdota de Picasso, Apollinaire, Matisse, y el resto de la banda, de forma bastante certera, si bien con menos dinamismo que en las anteriores.

Lo que no se podrá decir de ‘La banda de Picasso’ es que es un trabajo que se haya realizado con prisas, dicen que Colomo ha trabajado en su guión 8 años y su postproducción, plagada de efectos especiales, duró casi dos años más, atrasando el estreno hasta este 2013. Además las dificultades del idioma, en la película se hablan hasta cuatro lenguas.

Más información – El cine español que veremos en 2013

Fuente – labutaca.net

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *