Sobre adaptaciones

julilane-blind01

Hace un par de días ví, en un cómodo sillón de una cómoda casa, y en bondadosa pantalla grande, la película última de Meirelles, “La Ceguera“, adaptación de la obra de Saramago, “Ensayo sobre la ceguera”.

Para quienes no la hayan visto, es una película de muy impresionantes imágenes, por momento, por la crudeza con que los acontecimientos son narrados. Una epidemia comienza a afectar a todos los ciudadanos de norteamérica, dejándolos completamente ciegos. Procurando mantener la seguridad de los no infectados, el gobierno decide colocar a los nuevos ciegos en centros de reclusión, donde deben de organizarse y administrarse por sí mismos. Uno de los personajes que queda ciego está casado con una mujer quien, para poder acompañarlo, finge estar ciega, y termina recluida en el mismo sitio.

A medida que el tiempo avanza, el centro de reclusión se llena cada vez más, dando lugar a infinidad de violentas complicaciones, más muertes y competencias, así como desgastes. Durante toda la película es ella la única que puede ver, y por tanto la única que puede ayudar a quienes no ven, aunque también la única que sufre los flagelos emocionales que la circunstancia genera.

En lo personal, admito que el film ha sido de mi agrado, y me ha tensionado hasta hundirme mucho en el sillón en donde me encontraba. Pero, por otro lado, no puedo negar el hecho de que no es más que una adaptación bastante literal de la novela. ¿Y ésto por qué? Porque consideré, al verla, que la película no tomaba los riesgos propios de la disciplina. El cine brinda mecanismos y herramientas con las cuales poder contar determinadas cosas de un modo mucho más rico, y completamente diferente que lo que en una novela se contaría.

El texto escrito da una libertad a la imaginación que es incomparable. Pues bien, el cine debe de poder también capitalizar sus propias herramientas para lograr el mismo efecto. En lo personal, debo decir que estoy cansada de las adaptaciones poco jugadas, que apuestan por una literalidad que poco enriquece. Fuera de todo ésto, la película está bastante bien, y es que la novela original es grande, muy grande…

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *