Sangre de Cuba: la infancia de la revolución

Sangre_De_Cuba-Caratula

Llega hasta la cartelera esta producción americano-germano-dominicana, obra del cubano Juan Gerard, basada en una historia autobiográfica. Nos situamos en la Cuba de 1958, cuando la revolución castrista está a punto de cristalizar en la isla. En una pequeña población, Holguín, vive Ernesto “Ché” Guevara, y su familia.

La trama se centra en el nieto del revolucionario. “El niño”, acude asiduamente junto a su abuela, Beta, al cine. Descubre un maravilloso mundo de magia; un mundo que se ve interrumpido en medio de una película, en la que una azafata llamada Julia (Doris Day), tiene que aterrizar un avión. Se va la luz tras una acción de los rebeldes, y la película queda sin final. Tarda más de un año en regresar la luz hasta Holguín tiempo en el que el niño se desespera por conocer el final de la película y convierte a Julia, -el título original del film de Gerard es “Dreaming of Julia“, soñando con Julia-,  en su “musa”, tiempo en el que llegará el cine ambulante y en el que “El Niño” sufre el exilio de su padre.

Sangre de Cuba es una historia de pérdida de inocencia, de anhelos, de desilusiones… Es en definitiva, la visión de la revolución cubana a través de los ojos de un niño. Es también el retrato de toda una sociedad y de una época, los 50 y principios de los 60, en la  Cuba del inicio de la revolución.

La película, tiene un reparto internacional, con Harvey Keitel (La búsqueda 2) a la cabeza, y en la que podemos encontrar actores de la talla de Gael García Bernal (Babel), Diana Bracho, Cecilia Suárez o el español Gabino Diego.

“Sangre de Cuba” llega siete años después de su producción (2001),  hasta las carteleras españolas.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *