Recomendaciones de títulos, películas imprescindibles

películas imprescindibles

En lo que al cine se refiere, hay tantos gustos hay como géneros o estilos cinematográficos. Hay tantas películas imprescindibles como cinéfilos.

En términos generales, las películas imprescindibles son aquellas que han marcado una etapa en la historia del cine, que han hecho un aporte importante o han constituido un éxito importante.

Listado de películas imprescindibles

Ciudadano Kane de Orson Welles (1941)

Considerada por muchos como la mejor película en la historia del cine, fue ignorada y hasta incomprendida en su época, pero hoy en día constituye una obra de arte en toda su expresión.

Tiempos Modernos de Charles Chaplin (1936)

Chaplin

Si hay un personaje imprescindible dentro de la historia del cine, ese es Chaplin. Escoger cual es la mejor película de su filmografía es una tarea complicada. Tiempos Modernos es de las más celebradas, principalmente por su fuerte crítica social.

La Guerra de las Galaxias: Una Nueva Esperanza de George Lucas (1977)

No es el origen de la ciencia ficción ni de los filmes espaciales, pero sí el más icónico. La saga que vendría a continuación ha mantenido los astronómicos números en taquilla, aunque los resultados de las películas han sido más bien irregulares.

Tiburón de Steven Sielberg (1975)

Si Lucas redefinió el cine espacial con La Guerra de las Galaxias, Spielberg sentó los parámetros del terror psicológico y del cine de monstruos. David Fincher, director de películas como Seven y El Maravilloso Caso de Benjamin Button, definió en una frase el impacto de Tiburón: “es imposible volver a nadar tranquilo en el mar después de haberla visto”

Psicosis de Alfred Hitchcock (1960)

La obra emblemática del maestro del suspense es otro filme que, obligatoriamente, debe ser disfrutada por todo aquel que se auto denomine como cinéfilo.

Abre los ojos de Alejandro Amenábar (1997)

Protagonizada por Eduardo Noriega y Penélope Cruz, es un nuevo thriller psicológico dentro de nuestra lista, una obra imprescindible también dentro del cine español. Cameron Crowe dirigió en 2001 Vanila Sky un remake para Hollywood protagonizado por Tom Cruise bastante pobre.

El gabinete del Doctor Caligari de Robert Wiene (1920)

Filme emblema del Expresionismo Alemán, movimiento vital dentro de la historia del cine. De análisis obligatorio en todas las universidades y academias en donde se estudie cine, influenció de manera notable los clásicos de terror hollywoodenses del periodo entre guerras como El doctor Frankenstein de James Whale (1931) y La Momia de Karl Freud (1932), o películas bastante posteriores como Spider-Man 2 de Sam Raimi (2004).

Ed Wood de Tim Burton (1994)

Para muchos, lo mejor en la filmografía de este director de culto, aunque lejos de la espectacularidad de Batman o Charlie y la Fábrica de Chocolates.

El protegido de M. Night Shyamalan (2000)

Aunque esta cinta del director de Sexto Sentido puede pasar desapercibida dentro de su filmografía, cuando los súper héroes en el cine están en la cúspide, El protegido sintetiza con cierto sentido poético todos los elementos con los que debe contar una historia de “súpers”, particularmente la relación entre los buenos y los malos.

Spider-Man: Homecoming de Jon Watts (2017)

El segundo reinicio cinematográfico de El Hombre Araña, puede fácilmente ser considerado como la Mejor Película de Súper Héroes, por encima de los trabajos de Tim Burton y Christopher Nolan con Batman, o el clásico Superman: la película de Richard Donner (1978). Es un filme bien hecho, excelentemente actuado, muy entretenido y por bastante, lo mejor en el cine sobre las aventuras de Peter Parker.

La ciudad de las estrellas. La La Land de Damien Chazelle (2016)

Este filme cautivó al público, incluso entre quienes no gustan del cine musical. Una historia romántica no demasiado original, pero con una puesta en escena sencillamente impresionante.

Los otros de Alejandro Amenabar (2001)

Protagonizada por Nicole Kidman, es la película española más taquillera a nivel mundial. Más allá de los números, es un filme de terror concreto y correcto, que aún hoy sigue sorprendiendo a los nuevos espectadores.

Y tu mamá también de Alfonso Cuarón (2001)

Mucho antes de ganar el Oscar con Gravity (2013), el realizador azteca sorprendió al mundo con esta cinta, a medio camino entre la comedia y el drama social, que lanzaría al estrellato a los también mexicanos Diego Luna y Gael García Bernal.

Fresa y Chocolate de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabio (1993)

Filme producido entre Cuba, México y España. Nominado al Oscar en la categoría de Mejor Película en habla no inglesa. Retrata el drama  y los prejuicios en torno a la comunidad LGTB en los años 70 en la Habana. Un filme bastante fresco pese a la densidad de los temas que plantea.

Origen de Christopher Nolan (2010)

Las películas de este realizador británico se han convertido en imprescindibles. Aunque cierto sector de la crítica y del público no se muestra demasiado entusiasmado con su obra, principalmente en lo referente con la saga de El Caballero de la Noche, todos sus trabajos son visualmente impecables.

 Wall-E: Batallón de limpieza de Andrew Stanton (2008)

¿La mejor película animada de la historia? La pregunta está en el aire desde que se estrenó. Entre sus muchas virtudes, durante casi la primera mitad de proyección no se dice prácticamente ninguna palabra (más que un audio ambiente de carácter referencial).

E.T., El Extraterrestre de Steven Spielberg (1982)

E T

Fue por 10 años el filme más taquillero de la historia, hasta que Jurassic Park, dirigida también por Spielberg, la desbancó en 1993. Claro ejemplo de que el cine comercial no está peleado con la calidad.

Como agua para chocolate de Alfonso Aráu (1992)

Una de las mejores obras del Cine Mexicano, una comedia romántica ambientada en la época de la Revolución. Compitió por un premio Goya en la categoría de Mejor Película Extranjera de Habla Hispana.

El exorcista de William Friedkin (1973)

Llena de mitos en torno a su producción, está es la obra icónica del terror satánico. Quienes gustan de filmes como Anabelle de John R. Leonetti o Expediente Warren de James Wan (2013), deben obligatoriamente ver este clásico protagonizado por la estigmatizada Linda Blair.

El silencio de los corderos de Jonathan Demme (1991)

Con Jodie Foster y Anthony Hopkins en los papeles protagónicos, es una de las pocas películas en ganar los cinco premios principales en los Oscars: película, dirección, actor, actriz y guion.

 

Fuentes imágenes: Wix.com  /  Wallpaper Stock

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *