Películas vs los libros

Pese a ser de las industrias más rentables a nivel mundial, al cine no le faltan críticos. Son muchas las voces que señalan que las películas no aportan historias originales y que solo se limita a “imitar” y a tomar prestados argumentos de otras manifestaciones artísticas.

Cierto es que muchas de las tramas son importadas de textos literarios. Cuestión que ha dado pie a otro debate que parece eterno. ¿Los libros siempre son mejores que las películas?

Nosferatu, de F.W. Murnau (1922)

La idea original era adaptar Drácula de Bram Stoker, pero los productores no consiguieron los derechos. Aun así, le cambiaron el nombre al personaje y continuaron con el proyecto.

El resultado: una de las obras más importantes de expresionismo alemán y una de las mejores adaptaciones del clásico literario. También sentó precedentes respecto a los derechos de autor: Florence Balcombe, viuda de Stoker, demandó a los productores por plagio. Los tribunales de dieron la razón y ordenaron la destrucción de todas las copias. Afortunadamente, muchas sobrevivieron.

Bram Stoker´s Dracula, de Francis Ford Coppola (1992)

Desde el proyecto “ilegal” Nosferatu, el vampiro de Bram Stoker ha tomado parte en alrededor de 100 películas. Para muchos, la adaptación más completa es la dirigida por Francis Ford Coppola en 1992.

Gary Oldman interpretó al controvertido conde. Completaron el reparto Keanu Reeves, Wynona Ryder y Anthony Hopkins.

Saga Crepúsculo

La llamada “literatura juvenil” revitalizó a principios de la década de 2000 a una industria en crisis. Después de varios Best Sellers, no pasó mucho tiempo para que estos “dramas adolescentes” invadieran las salas de cine.

Protagonizada por Kristen Stewart, Robert Pattinson y Taylor Lautner, la saga de novelas Crepúsculo, escrita por Stephenie Meyer, también batió récords de audiencia en los cines de todo el mundo.

En líneas generales, las cintas recibieron críticas negativas. Para algunos, tienen el dudoso honor de ser de los pocos casos en que los libros son considerados peores que las películas.

El padrino, de Francis Ford Coppola (1972)

Considerada ampliamente como una de las mejores películas de todos los tiempos. Y ello a pesar de estar basada en un texto que Mario Puzo, su autor, admitió en más de una oportunidad que no le gustaba y que solo lo había escrito por dinero.

El propio Puzo junto a Coppola, debieron simplificar al máximo una trama compleja y larga para poder adaptarla a poco menos de tres horas de duración.

Saga Harry Potter

El mago más popular de la cultura occidental, se convirtió, al igual que en la literatura, en un fenómeno cinematográfico. Cintas con un elenco de solo actores británicos, condición irrenunciable que estableció J.K. Rowling para ceder los derechos de su obra.

En líneas generales, ocho filmes bien valorados por la crítica y por los fanáticos de los libros.

Psicosis, de Alfred Hitchock (1960)

Cuando en 1959 Robert Bloch publicó la novela homónima sobre la que se basa la cinta, Alfred Hitchcock fue de los primeros en leerla. De inmediato, ordenó a sus agentes que, por una parte, se hicieran con los derechos del libro. Por la otra, que compraran todas las copias que viesen en las librerías, para que el público no conociera la historia.

Hitchock tuvo éxito en sus propósitos. Cuando la película se estrenó, prácticamente nadie conocía la trama. Que la protagonista muriese antes de la mitad del relato, generó un estado de conmoción instantáneo en el público.

El resplandor, de Stanley Kubrick (1980)

Uno de los éxitos de taquilla más importantes dentro de la extensa filmografía de Stanley Kubrick. Película de culto para muchos cinéfilos, con varios de los planos más icónicos de la historia del cine.

Sin embargo, en su momento no recibió críticas positivas, ni fue bien valorada por el público. Parte del disgusto se debió a que el guion modificó sustancialmente el argumento de la novela en la que se basó. Lo que pocos saben, es que esta fue una de las condiciones que por escrito impuso el director neoyorquino para asumir el proyecto.

Quien más disconforme quedó con el resultado de la cinta, fue el autor del relato original: Stephen King.

El diario de Bridget Jones, de Sharon Maguire (2001)

La novela homónima escrita por Helen Fieding es de las obras contemporáneas más importantes dentro de la cultura británica. Siempre por detrás del todo poderoso Harry Potter.

Cuando se anunció que una estadounidense (Renée Zellweger) daría vida a una “heroína” inglesa, el público se indignó. Sin embargo, el trabajo de la actriz terminaría siendo muy alabado, mientras que el resultado de la película en general, dejó a todos satisfechos. Son varios los que incluyen a esta cinta dentro de las mejores adaptaciones de libros llevados al cine de todos los tiempos.

Lo que el viento se llevó, de Victor Fleming (1939)

Uno de los clásicos más importantes de la historia del cine, también toma su argumento de una exitosa novela publicada apenas tres años antes del estreno de la película.

Ganadora del Oscar en 10 categorías (incluyendo Guion Adaptado). Se estima que un total de 10 guionistas participaron en reducir la majestuosidad del texto original a poco más de dos horas de película.

El silencio de los corderos, de Jonathan Dame (1991)

Si de adaptaciones fieles al texto original se refiere, El silencio de los corderos destaca sobre la mayoría. La colaboración entre una joven agente del FBI y un peligrosísimo asesino serial es retratada de forma magistral. Ganadora de 5 premios Oscar, los llamados “grandes”: película, dirección, actor, actriz y guion.

Protagonizaron Jodie Foster, Anthony Hopkins y Scott Glenn.

Orgullo y prejuicio, de Robert Z. Leonard (1940) y Joe Wright (2005)

La célebre novela de Jane Austen publicada en 1813, desde los orígenes del cine fue de esas historias de los libros que muchos quieren adaptar pero que pocos se atreven. En 1941, el realizador Robert Z. Leonard fue el primero. Pasaría más de medio siglo, para que el clásico de la literatura inglesa volviera a la gran pantalla, esta vez con Joe Wright como director.

Con ambos filmes, muchos de los lectores recurrentes de Austen se quejan por lo abreviadas que resultan las tramas. Sin embargo, el espíritu original queda reflejado.

 

Fuentes de imágenes: Antena 3 / YouTube


Un comentario

  1.   Decorados Moya dijo

    Este tema creo que lo he hablado millones de veces con mis amigos y en mi opinión todo depende de la película y el libro, ya que como se dice una imagen vale más que mil palabras, pero… Algunas películas destrozan los libros y crean algo completamente distinto.

    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.