Películas que hay que ver en versión original

Por falta de nuevas y buenas ideas o porque es una manera fácil de hacer dinero. Por la razón que sea, cierto es que el cine de los últimos tiempos, principalmente el elaborado por la gran maquinaria hollywoodense, se ha llenado de remakes y reinicios.

Está claro que, salvo excepciones, ver una película en versión original casi siempre es una experiencia mucho más enriquecedora. 

¿No hay nada como una película en versión original?

La lista de remakes es infinita y parece que no tocará fin nunca. Hay casos realmente tristes, de verdaderas de obras de artes cuyas nuevas versiones terminaron como capítulos absurdos dentro de la historia del cine.

Caso Ben-Hur

La versión de 1959 dirigida por William Wyler y protagonizada por Charlton Heston no es la original, aunque sí la más conocida. Ya en 1925, Fred Niblo filmó la primera adaptación oficial de la novela homónima escrita por Lewis Wallace a finales del siglo XIX.

La película estelarizada por Heston es todo un clásico. Ganadora de 11 premios Oscar y considerada por muchos, como una de las mejores de la historia.

En 2016, el realizador ruso Timur Bekmambetov estrenó un fallido remake. Además de dejar cuantiosas pérdidas económicas, a decir de la mayoría de los críticos, es de esas cintas en donde no hay nada rescatable.

El caso Abre Los Ojos-Vanilla Sky

Abre los ojos de Alejandro Amenábar, fue todo un revulsivo dentro del cine español en el ya lejano 1997. Su impacto se sintió dentro y fuera de la península ibérica, ganando importantes premios a nivel internacional, como Mejor Película en el Festival de Cine de Tokio.

A Tom Cruise le gustó tanto la película, que encargó un remake Made in Hollywood dirigido por Cameron Crowe. Vanilla Sky es el título de este proyecto estrenado en 2001, que además de no aportar nada nuevo, es por momentos aburrida.

El Planeta de los Simios

Quienes quieran ver en versión original la adaptación cinematográfica de la novela de Pierre Boulle, tienen que trasladarse a 1968. Dirigida por Franklin J. Shaffer y de nuevo con Charlton Heston como estrella principal, fue un destacado éxito de audiencias. Tanto para dar origen a varias secuelas y hasta a una serie de dibujos animados.

En 2001 se estrenó el primer remake; dirigida por Tim Burton, la cinta generó altas expectativas. Sin embargo, todo terminó en decepción. Un guion lleno de escenas absurdas acabó con el entusiasmo.

En 2011 el realizador Ruppert Wyatt rescató el argumento en un reboot celebrado tanto por críticos como por el público general.

Charlie y la Fábrica de Chocolate

Este es uno de los casos más controvertidos dentro de las discusiones en torno a si las películas en versión original son siempre mejores que los remakes.

A partir del famoso libro de Roal Dahl, la entrega “original” se estrenó en 1971, bajo la dirección Mel Stuart y con Gene Wilder de protagonista. Pese a ser una de las películas más “reconocibles” del cine hollywoodense de todos los tiempos, su recaudación inicial apenas cubrió los gastos de producción.

Y 36 años más tarde, Warner Bros decidió que era tiempo para que Charlie Bucket visitase nuevamente la fábrica de Willy Wonka. Tim Burton fue anunciado como director, lo que generó ciertas dudas después de su fracasado intento con El Planeta de los Simios.

Sin embargo, el filme resultó un sorprendente éxito tanto de taquilla como de crítica. Muchos incluso la consideran superior y más apegada al libro que la película de 1971. La dirección de arte, la música de Danny Elfman y los efectos especiales destacaron. También el trabajo actoral de Freddie Highmore como el pequeño Charlie.

El caso Psicosis

Dirigida por el irreverente Alfred Hitchcock y estrenada en 1960, Psicosis marcó un antes y un después dentro de la historia del cine. La producción de la cinta tuvo que superar a la férrea censura conservadora que imperaba en Hollywood a mitad del siglo XX. Además, nadie quería invertir en una película con un protagonista masculino corrompido y en donde la estrella femenina moría a los 20 minutos.

En 1998, Gus Van Sant quiso homenajear a Hitchcock, filmando un remake exactamente igual al original. Solamente añadió color a la fotografía y algunas mejoras técnicas. Ni el público ni los críticos entendieron esta propuesta y el filme fue rápidamente ignorado.

Llega King Kong

Estrenada en 1933, King Kong es uno de los hitos más importantes del cine de todos los tiempos. Se trata de uno de los pocos personajes nacidos del Séptimo Arte y no de la literatura.

La versión original, a cargo de Merian C. Cooper, supuso un crecimiento importante para los efectos especiales y amplió las fronteras del quehacer cinematográfico.

En 2005, Peter Jackson filmó un homejane al filme original. Su propuesta no distó mucho de lo intentado por Gus Van Sant y Psicosis. Pero el resultado (por lo menos a nivel de público) fue mucho mejor.

Caso Disney y las versiones “Live Action”

Otro capítulo en versión original con cierta polémica. Muchas de las versiones en acción real de los clásicos animados de Disney, además de exitosos, son muy celebrados. Pero aún así preferimos recordar estas historias solo en versión original.

El primer experimento tuvo lugar en 1996 con 101 Dálmatas. Dirigida por Sthepen Herek y con Glen Close como Cruela de Vil.

La fiebre comenzaría de manera “oficial” en 2010 con Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton. Seguirían Oz: un mundo de fantasía de Sam Raimi, Maléfica de Robert Stromberg (2014) y Cenicienta de Kenneth Branagh (2015).

En 2016 Jon Favreau llevó la animación digital a un estadio superior, en El Libro de la Selva. Lo único “real” en toda la película fue el joven actor Neel Sethi interpretando a Mowgli.

Las última en sumarse a esta lista fueron Peter y el Dragón de David Lowery La Bella y La Bestia de Bill Condon.

Ya están confirmados otros títulos de clásicos animados que se verán en acción real. Primero Mulan (2018) y Dumbo (2019, con Tim Burton como director). Más adelante,  Aladdin (confirmados Guy Ritchie para dirigir y Will Smith interpretando al Genio de la Lámpara) y El Rey León (dirigida por Jon Favreau).

 

Fuentes de imágenes: Macguffin007  /  The Holliwood Reporter


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.