Películas románticas adolescentes

películas románticas

Este es uno de los sub géneros cinematográficos más rentables. Mucha más gente de la que está dispuesta a admitirlo, disfruta de las historias en las que unos imberbes jóvenes sueñan con conquistar al mundo. Las películas románticas adolescentes gustan a las audiencias. Y gustan mucho.

Esta temática es además, bastante flexible y alcanza para una gran variedad de estilos. Desde películas de terror hasta comedias, pasando por dramas existenciales. Sin dejar de lado los “clásicos” amores imposibles y hasta las incansables cintas de superhéroes.

De James Dean a River Phoenix

Dentro de la iconografía de las películas románticas adolescentes hay dos actores cuyas vidas se vieron truncadas de forma prematura. Estos son James Dean y River Phoenix. Dos actores que, pese al poco tiempo que trabajaron frente a las cámaras, mostraron una enorme versatilidad.

Dean protagonizó en 1944 el clásico Rebelde sin causa de Nicholas Ray. Desde entonces se convirtió en la referencia de las historias con jóvenes inmaduros como protagonistas.

Por su parte, la última película que filmó Phoenix antes de morir es quizá la menos intelectual de su filmografía. Se trata de un musical llamado Esa cosa que llaman amor de Peter Bogdanovich (1993), en donde compartió pantalla con Samantha Mathis y Sandra Bullock.

Vampiros, hombres lobo y zombis adolescentes

memorias zombi

Amada y odiada a partes iguales por el público, la saga Crepúsculo (tanto la literaria como la cinematográfica) tiene el mérito de refrescar un universo que estaba estancado. Ni siquiera los críticos más acérrimos de estas historias, podrán negar que la idea de presentar a unos vampiros adolescentes, vegetarianos y que brillan bajo la luz del sol, es cuanto menos, original.

Pero la peculiaridad de las cuatro entregas que conforman esta franquicia –una de las más taquilleras en la historia del cine- es su triángulo amoroso. Una adolescente humana, tan aburrida como desaliñada, que termina enamorada de un vampiro con cuerpo de un joven de 18 años y mentalidad de anciano.

El tridente lo completa un hombre lobo (también imberbe), de contextura física envidiable y que termina confinado a la “friend zone” por parte de la protagonista. La resolución al conflicto amoroso fue demasiado bizarra para muchos.

Mientras que en Memorias de un zombi adolescente (2013), Nicholas Hoult interpreta a un joven romántico que quedó atrapado en el cuerpo de un muerto viviente. Pero el amor que sentirá por Teresa Palmer será el antídoto que pondrá a su corazón a latir otra vez.

Adolescentes incomprendidos

Es una cosa que va con la edad. La adolescencia es el periodo de las contradicciones, el autodescubrimiento y el sentirse incomprendido. Y este es un factor muy explotado por los directores de películas románticas adolescentes.

La lista es bastante extensa. En The edge of seventeen de Kelly Fremin Craig (2016), Nadine Byrd (Hailee Steinfeld) es una chica triste y deprimida, cuyo mundo se derrumba tras la muerte de su padre. Para seguir adelante se refugia en Krista, su mejor amiga (Haley Lu Richardson). Pero todo se tambalea nuevamente cuando su hermano (Blake Jenner) inicia una relación amorosa con su “hermana del alma”.

Pero si de adolescentes incomprendidos se trata, Johnny Depp tuvo su “época oscura”. Primero interpretó a una especie de joven Frankenstein en Eduardo Manostijeras de Tim Burton (1990). Después a un atractivo y desata pasiones sin demasiado tiempo para enamorarse en ¿A quién ama Gilbert Grape? de Lasse Hallström (1993).

Otras películas con adolescentes incomprendidos son Ciudades de papel de Jake Schreier (2015) y Las ventajas de ser un marginado de Steven Chbosky, adaptando su propia novela homónima (2012)

Películas románticas adolescentes con súper héroes

Peter Parker (alter ego de Spiderman) es de esos personajes eternamente joven. Y desde que apareció por primera vez en los cómics en 1962, ha sido tan torpe como exitoso con las chicas de las que se enamora.

Spiderman

Dentro de sus incursiones cinematográficas, este ha sido uno de los puntos más explotados. Primero Sam Raimi entre 2002 y 2007, puso al héroe arácnido (interpretado por Tobey Maguire) a debatirse entre amar o no a su vecina Mary Jane Watson (Kristen Dunst). Eventualmente debe contemplar como su mejor amigo Harry Osborne (James Franco) termina conquistando a “su chica”.

Con El sorprendente Hombre Araña (2012), primer reinicio de la franquicia a cargo de Marc Webb, Peter (Andrew Garfield) se reencontró en la gran pantalla con otro de sus recurrentes intereses amorosos. Se trata de Gwen Stacy (Emma Stone).

Mientras que con el segundo reboot, Spider-man: Homecoming de Jon Watts, el “vecino amigable”, (Tom Holland) terminó conquistando a Liz (Laura Harrier). Chica que vino con el desagradable agregado de ser hija del villano de turno: El Buitre (Michael Keaton).

Amantes trágicos

Romeo y Julieta de William Shakespeare es la representación máxima del amor prohibido. También de lo cruel que puede ser el destino cuando no deja escapatoria. El drama de los adolescentes Capuleto y Montesco en la turbulenta Verona ha sido llevado a la gran pantalla en infinidad de ocasiones. Pero ninguna con el espíritu de las películas románticas adolescentes como Romeo + Julieta de Baz Luhrman (1996).

Otras historias con finales no muy felices son Mi primer beso de Howard Zieff (1991), con Macaulay Culkin y Anna Chlumsky. Así como Bajo la misma estrella de Josh Bone (2014) con Shailene Woodley y Ansel Elgort como protagonistas.

Todo por el sexo

El sexo es una de las obsesiones de la humanidad. Y durante la adolescencia, está mucho más presente. El cine, en su intento de ser un reflejo de todo lo inherente al ser humano, ha explotado este componente a más no poder en las películas románticas adolescentes.

Lo ha hecho en forma de comedia. Las cuatro entregas de American Pie son el mejor ejemplo. Los consejos del Sr. Levenstein (Eugene Levy) a su hijo Jim (Jason Biggs) generan toda una serie de disparatadas e insólitas situaciones.

También en forma de thriller. En Crueles intenciones de Roger Kumble (1999) unos ociosos y millonarios hermanos, estudiantes de secundaria, terminan llevando una apuesta en torno al sexo demasiado lejos. Protagonizan Ryan Phillippe, Sarah Michelle Gellar, Reese Witherspoon y Selma Blair.

 

Fuentes de imágenes: Antena 3  /  YouTube

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *