Películas que hay que ver

los otros

El cine tiene una historia de más de 120 años y una producción inagotable. Por ello, definir una lista de películas que hay que ver parece en principio una tarea difícil.

¿Qué criterios seguir para confeccionar una lista de películas que ver? Por historia, por calidad o por su impacto cultural. Bien sea por sus resultados en taquilla y con el público, por la cantidad de premios que hayan obtenido. Por ninguna de las anteriores, porque nos la han recomendado o porque nos apetece.

Después de todo, la experiencia cinematográfica siempre es subjetiva. Por lo que un filme que para algunos pueda ser una obra de artes, para otros tal vez sea una calamidad.

En cualquier caso, a continuación, vemos una propuesta de títulos de películas que hay que ver. Algunas son selecciones obvias y de aceptación unánime. En otros casos queda sujeto a la subjetividad del lector.

The Truman Show. (Una vida en directo), de Peter Weir (1998)

Dirigida por Peter Weir, realizador australiano con otros títulos en muchos listados de películas que hay que ver. Algunos de ellos son El club de los poetas muertos (1989), Fearless (1993) o Master and commander: al otro lado del mundo (2003).

Protagonizada por Jim Carrey, una visión crítica sobre la televisión y la forma en que las audiencias se comportan ante esta.

El exorcista, de William Friedkin (1973)

Basada en la novela homónima de William Peter Blatty, es una de las cintas de terror más influyentes de la historia del cine. Con toda una subcultura en rededor, y con varios productos relacionados (películas y series de TV), gracias a un argumento que parece inagotable.

En 2000 la cinta fue reestrenada, causando el mismo impacto terrorífico en el público, a pesar de la longevidad de sus efectos especiales.

exorcista

Los otros, de Alejandro Amenábar (2001)

Filme de manufactura española, aunque rodada completamente en inglés. Es, junto a Días contados de Imanuel Uribe (1994) y Celda 211 de Daniel Monzón (2010), (otro par de películas que hay que ver), la cinta con más premios Goya en su haber, con un total de 8.

Protagonizada por Nicole Kidman, con Tom Cruise entre sus productores. Uno de los éxitos taquilleros más importantes dentro de la historia del cine español. Convirtió un presupuesto de 17.000.000 US$ en más de 210 millones de dólares de recaudación.

Karate Kid, de John G. Avildsen (1984)

No hay adolescente de los años 80 que haya llegado a la adultez sin haber visto esta película. Protagonizada por Ralph Macchio, Pat Morita y Elizabeth Shue. John G. Avildsen, director ganador del Oscar por Rocky (otra película que hay que ver), fue contratado para hacerse cargo de esta historia de artes marciales y romance juvenil.

En 2010 Will Smith produjo un remake protagonizado por su hijo Jaden Smith junto a Jackie Chan y Tajari P. Henson. Éxito destacable en la taquilla, aunque un sacrilegio para la mayoría de los fanáticos de la cinta original.

La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda (1999)

El cine es una de los medios más utilizados para repasar y exponer los conflictos humanos. Incluso, los temas que resultan incómodos, también son abordados.

La relación de amistad y aprendizaje entre un veterano maestro de escuela con uno de sus alumnos, sirve de excusa para retratar el ambiente que se vivió en Galicia durante los meses previos a la Guerra Civil Española.

El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra (2015)

Producción de manufactura colombiana, con participación de Venezuela y Argentina. Nominada al Oscar como Mejor Película en habla no inglesa.

Un repaso sobre la controvertida figura de los monjes capuchinos en tierras amazónicas, dentro de la fiebre del caucho. Todo contado de forma pausada y hasta poética, en donde las imágenes asumen todo el peso del desarrollo dramático.

Pulp Fiction, de Quentin Tarantino (1994)

Armar cualquier lista de películas que hay que ver y dejar fuera esta obra de Quentin Tarantino, es inconcebible. Protagonizada por John Travolta, Samuel L. Jackson, Uma Thurman, Bruce Willis, Ving Rhames, Tim Roth y un largo etcétera.

Destaca por mostrar al gran público el estilo visual de su realizador (algunos lo han bautizado como el culto a la sangre). También por su guion, escrito bajo la estructura del “perro que se muerde la cola”. Toda una película de culto.

2001: Una odisea del espacio, de Stanley Kubrick (1968)

2001

Prácticamente no hay ninguna película cuya trama tenga lugar en el espacio exterior que no tenga referencias a este clásico de ciencia ficción.

Basada en El Centinela, novela escrita por Arthur C. Clarke. Además de explorar los confines del universo, Kubrick se permite disertar sobre el origen del universo. Similares confines también explorados por Christopher Nolan en Interestelar (2014), aunque sin obtener los mismos resultados.

Y tú mamá también, de Alfonso Cuarón (2001)

¿Se puede explorar los dramas de la adolescencia y además analizar la historia contemporánea de una nación en una misma película? La respuesta es sí y se llama Y tu mamá también.

Protagonizada por Diego Luna y Gael García Bernal, las caras modernas del cine mexicano, junto con la española Maribel Verdú. Dirigida por Alfonso Cuarón, quien junto a Guillermo del Toro y Alejandro González Iñárritu, forman el trío de directores emblema del Nuevo Cine Azteca.

Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia, de Alejandro González Iñárritu (2014)

Los méritos de esta cinta son muchos. Una de las obras más celebradas y originales de la última década. Michael Keaton, quien alcanzó estatus de estrella mundial después de protagonizar Batman de Tim Burton (1989), parece parodiarse a sí mismo en esta historia a medio camino entre el drama, la fantasía y la comedia. Edward Norton, Emma Stone, Any Ryan, Zach Galifaianakis y Naomi Watts completan un reparto realmente robusto.

(Bonus Track) La Liga de la Justicia, de Zack Snyder (2017)

Para bien o para mal, es uno de los filmes de los que más se ha hablado en el último año. Lo que para parte del público debía ser (y lo es) el zénit de las películas de superhéroes, para otros es una película que deja mucho que desear.

Pero hay que verla. En el peor de los casos, es una cinta divertida que gracias a la partitura musical compuesta por Danny Elfman, se toma la molestia de homenajear a otras cintas del género.

 

Fuentes de imágenes: RTVE.es  /  terror atemporal

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *