Películas con finales inesperados

Guionistas y directores siempre se esfuerzan por darle a sus historias giros que nadie vea venir. Y es que, con una producción cinematográfica tan prolija, muchas veces las cintas terminan pareciéndose demasiado.

El objetivo de muchos guionistas y directores es engañar sutilmente a los espectadores hasta el final es el objetivo. Además, las películas con finales inesperados, por lo general, gustan. Siempre y cuando sean coherentes.

Sospechosos Habituales de Bryan Singer (1995)

Un grupo de delincuentes poco ortodoxos fue testigos de una cruenta masacre a bordo de un barco. Un policía perspicaz, responsable de la investigación, interroga a uno de los implicados tratando de aclarar los hechos. Al mismo tiempo, sigue la pista de un peligroso y sanguinario criminal al que todos temen.

Al final, nadie es quien decía ser y el investigador descubre que siempre tuvo ante sí (y que además dejó escapar) al villano que estaba persiguiendo.

Psicosis, de Alfred Hitchcock (1960)

Antes de Psicosis, que la protagonista de una cinta muriese asesinada apenas comenzar la proyección, era inconcebible. Pero justo eso es lo que ocurre con Marrion Crane (Janet Leigh) en este clásico de Alfred Hitchcock.

Al maestro del suspense no le bastó con borrar del relato a quien se suponía era la estrella principal. Todavía tuvo tiempo para más sorpresas.

 El sexto sentido, de M. Night Shyamalan (1998)

Aunque el director se encarga de dar detalles a lo largo de la trama de lo que realmente está ocurriendo, la mayoría de los espectadores no lo descubren hasta el final. Una de las actuaciones más celebradas de Bruce Willis.

El orfanato, de Juan Antonio Bayona (2007)

Uno de los fenómenos internacionales más importantes del cine español de los últimos años. Una historia tan aterradora como sorprendente.

Tomás, uno de los personajes de la película, se convirtió en un ícono del terror.

Los otros, de Alejandro Amenábar (2001)

Otro filme español en la lista de películas con finales inesperados. Aunque hablada en inglés, con Nicole Kidman como protagonista y Tom Cruise como productor.

Comparte con El Sexto Sentido y El Orfanato, la presencia de niños con “sensibilidades especiales”.

Abre los ojos, de Alejandro Amenábar (1997)

Amenábar ya había sorprendido a España y a buena parte del mundo, con un thriller lleno de elementos fantasiosos, protagonizado por Eduardo Noriega y Penélope Cruz.

En 2001, en paralelo con Los otros, Tom Cruise produjo y protagonizó bajo las órdenes de Cameron Crowe un remake hollywoodense. Para el público “nuevo” resultó una historia sorprendente. Quienes habían visto la versión original se encontraron con una cinta anodina y desaliñada.

David Fincher: maestro en el arte de las películas con finales inesperados

Casi toda la filmografía de este realizador estadounidense se inscribe dentro de esta categoría. Si bien debutó tras las cámaras con Alien 3 (1992), nadie toma en serio esta película.

Seven (1995), su primera obra “autoral”, sorprendió por su tono muy parecido a El silencio de los corderos (Jonathan Damme, 1991), pero con un aire todavía más denso.

Volvió a sorprender al público con el giro final que tomo su siguiente filme: The Game (1997). En esta historia, un solitario y aburrido multimillonario interpretado por Michael Douglas, casi pierde la cabeza víctima de un “juego” un poco pesado de su hermano (Sean Penn).

En 1999 se estrenó una de sus cintas icónicas: El club de lucha. Brad Pitt y Edward Norton se dedican a luchar entre sí. O por lo menos eso es lo que cree el público.

En 2007 presentó Zodiac. Basada en una historia real, conocida por la mayoría del público. Aún así, Fincher logró construir un relato que desconcertó a todos por su final abierto.

Perdida (2014) lo devolvió a su cine más oscuro y de finales sorprendentes.

En el año 2000, cuando Sony buscaba director para Spiderman (la cinta que terminaría dirigiendo Sam Raimi), Fincher estuvo a punto de quedarse con el puesto. Fue descartado cuando en una reunión dijo que él mataría al protagonista. Y es que en sus películas los malos sí ganan.

 Arlington Road: temerás a tus vecinos, de Mark Pellington (1999)

Una película en donde los malos se salen con la suya. El público está tan habituado a ver a los héroes salvar el día, que cuando esto no ocurre, es una sorpresa mayúscula.

Jeff Bridges, Tim Ronnins y Joan Cusack protagonizaron el film.

El talentoso Mr. Ripley, de Anthony Minghella (1999)

Tom Ripley es uno de los antihéroes más odiados de la literatura. De forma absolutamente descarada, siempre se sale con la suya y no hay manera de detenerlo.

Basada en la novela homónima de Patricia Highsmith, con Matt Damon, Jude Law, Gwyneth Paltrow, Cate Blanchett y Philip Seymour Hoffman como protagonistas.

El imperio contraataca, de Irvin Kershner (1980)

Segunda entrega de la trilogía original de La Guerra de las Galaxias. En lo sucesivo, los capítulos intermedios de las trilogías cinematográficas, debían ser como esta cinta: oscuras y con los villanos saliendo victoriosos.

“Yo soy tu padre” es una de las frases más impactantes de la historia del cine y que por sí sola inscribió a este filme entre las películas con finales inesperados.

Christopher Nolan: otro genio para construir películas con finales inesperados

Si bien el director londinense es mayoritariamente conocido por su trilogía de Batman, lo más interesante de su trabajo se ubica lejos de Ciudad Gótica.

Memento (2000), su segunda cinta y la que le abrió el camino a la fama, es una sorpresa de principio a fin. Todo gracias a que el relato está focalizado en un hombre que sufre de amnesia.

Dos años más tarde llegaría Insomnia, con Al Pacino, Robin Williams y Hilary Swank. Remake de un filme noruego del mismo nombre.

Entre Batman Inicia (2005) y El Caballero de la Noche (2008) estrenó El Gran Truco (2006). Una cinta en la que dos magos rivales se engañan constantemente, dejando muchas veces al público bastante confundido.

Antes de cerrar capítulo con el Enmascarado de Gótica, rodó Origen (2010). Una historia de un sueño dentro de un sueño con un final que ha generado todo un vendaval de teorías.

En 2014 estrenó Interestelar. Un viaje a los confines del universo a través de un hoyo misterioso, en donde el tiempo es relativo.

 

Fuentes de imágenes: Periódico NMX   /YouTube  / eCartelera


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.