Música sin copyright

música sin copyright

Editores de videos, youtubers y pequeños realizadores audiovisuales suelen enfrentar un problema recurrente a la hora de culminar sus piezas. ¿Dónde conseguir música sin copyright?

El crecimiento desmedido de la piratería y la violación de derechos de autor, ha llevado a que los controles sean cada vez más estrictos.

Para subir un clip a YouTube, la plataforma líder mundial en difusión de materiales audiovisual, hay que ser extremadamente cuidadoso en no estar lesionando los derechos de ningún tercero. Incluso, aún haciendo las cosas bien, eventualmente la red social musical propiedad de Google puede traer sorpresas desagradables.

YouTube y el Content ID

Este es un algoritmo que escanea de forma automática todos los videos que son alojados en esta plataforma. Su objetivo es identificar materiales que, a nivel visual o musical, estén incurriendo en faltas a los derechos de autor.

Si el sistema detecta alguna posible violación, notificará tanto al usuario sospechoso de cometer la infracción, como a la víctima. A partir de este punto, son cuatro los escenarios posibles:

  • El video no es eliminado, pero todo el sonido es bloqueado. (Termina como una película “muda”). YouTube ofrece al infractor la posibilidad de seleccionar una pista musical alternativa.

Esta opción es especialmente útil en casos de materiales que ya han alcanzado un índice considerable de visualizaciones. El inconveniente está en que no hay forma de editar nada. Diálogos o efectos sonoros se perderán por completo.

  • El video es eliminado.
  • El material se mantiene de forma íntegra en línea. Sin embargo, si este generase alguna ganancia económica, el 50% del total iría a parar en manos del titular de los derechos de autor.
  • El clip permanece en línea sin ningún inconveniente.

Los usuarios con denuncias reiteradas de violaciones de copyright, pueden ser inhabilitados temporalmente para subir nuevos videos. Otra sanción aplicable es que la duración de los clips no debe superar los 15 minutos de duración. En casos extremos, los canales pueden ser definitivamente eliminados.

Dónde conseguir música sin copyright

Si bien no es la única opción, la propia YouTube dispone de una gama muy amplia de canales que distribuyen música sin copyright.

 Algunos de estos usuarios ofrecen sus materiales con la única condición de dentro del propio video, como en la pestaña de descripción de la página, se le otorgue el crédito correspondiente. Otros aspiran a percibir ganancias económicas, mientras también están los que no exigen nada a cambio.

Canales de YouTube Free Royalty

Algunos de los canales con librerías destacables de música sin copyright son los siguientes:

  • Audio Library: a partir de pianos y sintetizadores eléctricos, ofrece música mayoritariamente alegre, lejos de sonidos tristes o melancólicos. Se trata de un archivo bastante amplio, con más de mil tracks a escoger.

A nivel interno, la música del canal está categorizada según sea su género: clásico, pop, rock, punk, electrónica, etc. Estados de ánimo o estación del año son otros de los criterios utilizados para elaborar las listas de reproducción.

  • Music for Creators: ofrece un archivo mucho más limitado en cuanto a extensión. Sin embargo, en lo que respecta a las sonoridades, la variedad es bastante más amplia. La selección incluye jazz, hip hop, dance, reggae, rock alternativo, entre otros géneros. 

music for creators

Los sonidos son elaborados en base a guitarras (eléctricas y acústicas) e instrumentos de percusión como baterías, tambores y panderetas. También intervienen instrumentos de viento como trompetas, flautas y clarinetes.

  • Vlog No Copyright Music: este es de los canales que exige el crédito por la utilización de sus composiciones. Este debe ser visible tanto en la descripción del video (en caso de publicaciones en Youtube), como dentro del propio material audiovisual.

La música disponible, construida principalmente a partir de sintetizadores eléctricos, se inspira en la naturaleza.

  • No Copyright Sounds: a diferencia de las opciones anteriores, este canal ofrece canciones, en el sentido exacto del término: “composiciones musicales para la voz humana, con letra…”.

Pop y música electrónica, piezas que por momentos recuerdan a Justin Bieber o Taylor Swift.

Soundcloud, la otra red social musical

Esta plataforma nació con la premisa de facilitar la masificación de la música de artistas emergentes. Con el tiempo su uso se ha ido diversificando, tanto que actualmente es empleada hasta por agencias de noticias de todo el mundo para la difusión de contenidos.

La mayoría de la música disponible en Soundcloud se encuentra bajo la licencia Creative Commons. Esta modalidad autoriza al público general a valerse del archivo respectivo, siempre y cuando su utilización no persiga fines comerciales.

Muchos de los archivos están libres de cualquier restricción de uso.

soundcloud

Opción española

Lejos de los emporios musicales globales, también hay música sin copyright disponible desde plataformas de España. Tal es el caso de Escena Digital (locutortv.es).

 Los archivos aquí alojados pueden usarse sin restricciones en materiales audiovisuales que no persigan fines comerciales. La única condición a cambio, es la inserción del link de la página donde se difunda el material.

También ponen a disposición de sus usuarios música para cuñas de radio o spots televisivos. Centrales telefónicas, archivos y programas multimedia, además de aplicaciones web y móviles, pueden ser musicalizados con los materiales disponibles en este site, mediante una opción de pago.

Los archivos de muestra están categorizados dentro de listas de reproducción por géneros o según el uso para el que estén destinados.

Jamendo y Bensound: más música sin copyright

Jamendo fue diseñado con el fin de permitir a artistas alojar y difundir sus creaciones de forma gratuita y sin ninguna clase de restricciones. Al mismo tiempo, cualquier persona puede descargar libremente los archivos disponibles.

Para evitar posibles controversias, Jamedo emite certificados de origen para el material descargado, aunque esta opción no es gratuita.

Bendound es otro portal musical de donde los clips pueden descargarse de forma gratuita y sin restricciones de uso. Todo a condición de que el artista, así como la propia página, reciban el reconocimiento respectivo.

También ofrece la posibilidad de pagar por la música a descargar, lo que eximiría a quien compre de tener que publicar el origen de la música.

Todas ellas son buenas opciones para la descarga de música sin copyright, sin infringir derechos de autor.

 

Fuentes imágenes:  YouTube

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *