Música para despertar

música para despertar

Empezar el día con el máximo de energía es el reto de muchas personas. Activos, llenos de ánimo, fuerza y ganas. La mejor música para despertar nos aporta dinamismo, ganas de hacer muchas cosas.

A primeras horas de la mañana, hay quienes se abocan a una fuerte rutina de entrenamiento físico. Otros prefieren la meditación. También están los que apenas abren los ojos (incluso desde antes) escuchan música para despertar.

Más allá de los gustos personales, los sonidos y ritmos que amenizan las luces del alba, suelen ser movidos y dinámicos. Si bien habrá personas que se activen escuchando Beethoven y su Sonata de luna llena, muchos son los que quizá, no querrán levantarse de la cama, absortos con las melodías del compositor alemán.

Más allá del género musical que se escuche, es imprescindible que las horas de sueño hayan sido reparadoras.

Música para despertar: de géneros y gustos

Los rockeros y metaleros no tendrán mayores inconvenientes en despertar con temas como Symphony of destruction de Megadeth. Tal vez hasta prefieran un poco más pesado como Ace of spades de la banda británica Motörhead.

Para quienes no apetezcan de tanto metal para el desayuno, a continuación algunas sugerencias de música para despertar.

despertar

Letras positivas

Despertar radiantes y llenos de optimismo. Para enfrentar con éxito las vicisitudes de la rutina diaria, recibir algunas dosis de positivismo en letras no viene mal. Dentro del pop rock más convencional (y comercial) podemos encontrar buenos ejemplos.

Happy de Pharrell Williamas es la canción idónea. Fácil de recordar el estribillo que repite sin  cesar “porque soy feliz”. Difícil encontrar una frase que refleje mayor optimismo.

Además, la letra viene acompañada de ritmos alegres y claros que invitan a mover el cuerpo.

A la misma onda feliz se apunta la banda estadounidense American Authors. El tema The best day of my life se convirtió en un mantra matutino para muchas personas. (También para muchos publicistas).

Su letra sirve para anunciar que todo lo que ocurrirá en adelante, tras abandonar la cama, formará parte de “el mejor día de mi vida”.

Come and get it del británico John Newman es otro tema que invita a la auto superación. Todo un aluvión de buen rollo y de optimismo.

El coro es un reto constante, una oración para no claudicar ante las circunstancias: “Consíguelo si de verdad lo quieres”. Saxofón y trompeta complementan los acordes felices de un pop bastante mañanero.

Imagine Dragons creó otro jingle con aplicaciones mercadotécnicas. El tema On the top of the world se subió a la cima de los charts musicales de todo el mundo. Su aroma optimista es altamente contagioso.

Pero más allá del éxito, la banda oriunda de Las Vegas sentencia –dentro de la letra de la canción- que las metas más altas se alcanzan, siempre que las cosas se hagan bien y no se tomen atajos. El camino para la consecución de los sueños es duro, pero al final, gratificante.

Optimismo en español

El pop hecho en España también tiene ejemplos de música para despertar con letras esperanzadoras.

Manuel Carrasco, uno de los artistas más importantes del último lustro, lanzó en 2013 el sencillo No dejes de soñar. Un tema reflexivo, homenaje a la esperanza.

Es así mismo, una invitación para que cada quien valore sus activos más importantes: su propia vida y sus sueños.

Pero si hay una canción en español que sintetiza el concepto de optimismo es Color esperanza. Compuesta e interpretada por el argentino Diego Torres e incluida en el álbum Un mundo diferente.

Con base de samba y Calipso, dos ritmos latinos a los que no les falta la alegría. Muchas de las frases de la canción no tienen desperdicio. “Vale más poder brillar que solo buscar ver el sol” o “es mejor perderse que nunca embarcar” son algunas.

Ritmos ascendentes

Algunos especialistas aseguran que, además de letras positivas, la mejor música para despertarse no busca estimular de manera brusca. Para que la acción de levantarse de la cama, ni la interrupción del sueño se conviertan en sinónimo de trauma, los ritmos deben ser suaves al inicio e ir aumentando la intensidad progresivamente.

No dejes de soñar de Manuel Carrasco y Color esperanza de Diego Torres son ejemplos de ello. Sueños, otro sencillo extraído del álbum Un mundo diferente del cantautor nacido en Buenos Aires, también presenta estas características.

Según Spotify, uno de los referentes en cuanto a gustos musicales de las personas más importantes de la actualidad, otra canción con estos rasgos y que está presente en muchos playlist de música para despertar a nivel mundial es Viva la vida, de la banda británica Coldplay.

Quienes prefieren un inicio tranquilo, para inmediatamente mucha energía, la opción es Proud Mary cantada por Tina Turner.

 El prólogo del tema ya es toda una declaración de principios. “El principio de la canción será fácil, pero hacia el final será ruda”.

Rock and roll en estado puro, con la potente e imperecedera voz de la Reina del Rock.

despertarse

Música para despertar, más allá del “pop and rock”

El jazz, con sus acordes suaves a base de instrumentos de viento y piano (sin pasar por alto la percusión), suele ambientar las mañanas de muchas personas.

Mezcla de sonoridades de origen africano y occidental, en donde la improvisación –como sinónimo de libertad- juega papel importante.

La base original de este género nacido en Estados Unidos, ha dado lugar a diferentes variaciones con aires matutinos. Swin afrocubano, Bossa nova, New age, World music y Ska jazz son algunas de ellas.

Bandas sonoras

Los cinéfilos suelen buscar inspiración en las películas para afrontar el día a día. Hay bandas sonoras que destacan por ser un torbellino de emociones y que, al mismo tiempo, irradian optimismo.

El trabajo de Michael Giacchino para la película de Pixar Del revés, es un buen ejemplo. De la misma forma, los temas del alemán Hans Zimmer para la cinta de Dreamworks Madagascar.

Más allá del cine animado, destaca la banda sonora completa del filme musical La, la land. Compuesto por Justin Hurwitz, una mezcla de jazz con el pop más convencional.

 

Fuentes imágenes: YouTube  /  Management Journal  / Bio3  Blog

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *