Las mejores películas históricas

sólo Sangrons

El cine no puede resistirse a la historia. Con la misma frecuencia que se producen largometrajes de terror y ahora los de súper héroes, Hollywood y un buen número de cinematografías nacionales a nivel mundial, se adentran a repasar e interpretar los hechos históricos.

Si analizamos todas las producciones de películas basadas en la historia, algunas propuestas buscan ser exactas y retratar “la verdad” de forma fidedigna. Otras son más “libres”. ¿Cuáles son las mejores películas históricas?

Cómo definir a las mejores películas históricas

¿Qué parámetros hay que tomar en cuenta al momento de elaborar una lista con las mejores películas históricas? De entrada, pudiese afirmarse que debería ser fiel al acontecimiento narrado. Pero solo este detalle ya genera inconvenientes. ¿La historia es objetiva?

Para realizar este análisis de veracidad histórica, tomaremos como punto de partida aquellas cintas que narran un hecho concreto; también las que buscan recrear un momento histórico para ubicar su relato. Teniendo en cuenta que en todos los casos se trata de películas de ficción, por lo que nunca deben ser tomadas como verdades absolutas e irrefutables.

La pasión de Cristo, de Mel Gibson (2004)

Muchos consideran que este es el filme históricamente más exacto sobre las últimas horas de Jesucristo en la tierra. También son muchos los que lo catalogan como una película “gratuitamente sangrienta”. Lo que sí es un hecho, es que resulta menos edulcorada que la legendaria serie de TV dirigida por Franco Zeffirelli en los años 70.

Apocalipsis Now, de Francis Ford Coppola (1979)

Si hay un episodio controvertido dentro de la historia, es la Guerra de Vietnam. Apocalipsis now no pretende en ningún momento ser un retrato exacto de lo vivido dentro de este conflicto. Solo buscó reflejar el absurdo que reinó en medio de las inclementes selvas asiáticas.

El acorazado Potemkin, de Serguéi M. Eisenstein (1925)

 Esta no es solo una de las mejores películas históricas de todos los tiempos. Es en sí misma, un documento histórico de infinito valor. Además de recrear el alzamiento de la tripulación del célebre buque contra los oficiales zaristas, una de sus escenas (Las escaleras de Odesa), es de las más emblemáticas que se han filmado jamás.

cine épico

El lobo de Wall Street, de Martin Scorsese (2013)

No hace falta viajar décadas, siglos o milenios atrás en la historia, para llevar a la gran pantalla hechos trascendentales. Dirigida por el “histórico” Martin Scorsese y con Leonardo DiCaprio de protagonista. Narra el meteórico asenso y consecuente caída de un exitoso corredor de bolsas de Wall Street.

Dunkerque, de Christopher Nolas (2017)

El laureado director británico Christopher Nolan narra con la pulcritud visual que le caracteriza, uno de los episodios que marcó el resultado de la Segunda Guerra Mundial. Angustiosa, realista e inquietante. Estos son algunos de los adjetivos con los que la crítica internacional celebró a esta obra.

El instante más oscuro, de Joe Wright (2017)

Ubicada dentro del mismo episodio de Dunkerque, pero centrada en la lucha política que se vivió en Londres. Se ganó sin discusiones su lugar dentro de las mejores películas históricas. La interpretación que hace Gary Oldman de Wiston Chrchill le abrió las puertas al Olimpo de los grandes actores.

Lincoln, de Steven Spielberg (2012)

Steven Spielberg alcanzó la fama gracias a sus películas fantásticas (Tiburón incluida). Pero ha resultado un director prolijo dentro del cine histórico. Narra los últimos cuatro meses del presidente estadounidense, así como todos sus esfuerzos para lograr la abolición de la esclavitud.

Bravehearth, de Mel Gibson (1995)

Título frecuente dentro de muchas listas con las mejores películas históricas. Aunque desde una visión netamente historiográfica, es un filme sumamente cuestionado. Los críticos más recios sostienen que la trama poco tiene que ver con los acontecimientos acaecidos en la Escocia de William Wallace. Incluso señalan que más allá del nombre de este soldado, todo lo demás es ficción en estado puro.

La delgada línea roja, de Terrence Malick (1998)

Terrence Malick retrata un conflicto bélico a gran escala, en medio de la impresionante selva tropical de las Islas Salomón. Al mismo tiempo, indaga en los conflictos morales de los personajes involucrados en la feroz carnicería de la Segunda Guerra Mundial.

Un filme impresionantemente poético, en contraposición con los horrores de otro conflicto que, visto desde la perspectiva de los soldados involucrados, no tiene demasiado sentido.

La lengua de las mariposas, de José Luis Cuerda (1999)

¿Cuál es el límite de la inocencia de un niño cuando su cotidianidad se ve interrumpida por una pelea de “adultos”? Esa es una de las muchas interrogantes que deja en el aire esta película española, ambientada en Galicia en los instantes previos a la Guerra Civil.

Hotel Ruanda, de Terry George (2004)

La historia contemporánea de muchos países africanos está llena de episodios como el narrado en esta película. Con Don Cheadle de protagonista, un filme que no pretende ser amigable con ninguna de las figuras que intervienen en él.

Invictus, de Clint Eastwood (2009)

Invictus

De nuevo el cine y la historia ubican los hechos en África. Se trata de un repaso rápido sobre el asenso a la presidencia de Sudáfrica de Nelson Mandela. La historia se enfoca en como el líder africano utilizó el rugby, un deporte tradicionalmente de blancos, para unificar al fragmentado país.

Salvando al soldado Ryan, de Steven Spielberg (1998)

Otra historia ficticia que sirve como excusa para retratar los avatares de la Segunda Guerra Mundial. Su lugar dentro de las mejores películas históricas lo tiene ganado gracias a la impecable e incómoda dirección de Spielberg.

The Post, de Steven Spielberg (2017)

De nuevo Steven Spielberg ofrece su visión de la historia. Una visión que, dentro de ciertos circuitos, es calificada como “objetiva”. Recibida como una película “anti Trump”, narra la gesta periodística del Washington Post para publicar los documentos secretos del Pentágono sobre la Guerra de Vietnam.

Spotlight, de Thomas McCarthy (2015)

Otra batalla de un grupo de periodistas estadounidenses tras una noticia incómoda. Ganadora del Oscar a la Mejor Película. Destaca, entre otras cosas, por su impresionante reparto coral, formado por Mark Ruffalo, Michael Keaton y Rachel McAdams, entro otros.

 

Fuentes de imágenes: HobbyConsolas  / Hard Pop

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *