Las mejores películas de fantasía

películas de fantasía

El cine permite, como ningún otro arte, dar rienda suelta a la imaginación. Es cierto que la literatura tampoco tiene límites, y es además la principal fuente de inspiración de guionistas y directores cinematográficos.

Con base en esas obras literarias, todos los mundos fantásticos y extraordinarios que escritores como Julio Verne visualizaron, han ido cogiendo forma visual a través del movimiento.

A continuación, haremos un repaso por buena parte de las películas de fantasía.

 Viaje al centro de la tierra, de Eric Brevig (2008)

Basada precisamente en uno de los textos más conocidos de Julio Verne, este filme de 2008 inauguró formalmente la moda de las películas en tres dimensiones (3D) del siglo XXI.

Protagonizada por Brendan Fraser y Josh Hutcherson, el filme intenta mantener la esencia del relato original, combinándolo con los tiempos modernos e introduciendo al propio libro y a su escritor, dentro del relato.

Big Fish, de Tim Burton (2003)

Hay varias películas de este director en esta lista. Entre su rico mundo de criaturas maravillosas y barrocas, las historias fantásticas parecen ser sus favoritas.

Protagonizada por Ewan Mcgregor, Albert Finney, Billy Crudup y Jessica Lange, entre otros. Narra la historia de una no muy fluida relación padre-hijo, en la que creer o no en la magia marca la diferencia.

Harry Potter (2001-2011)

La literatura fantástica y por añadidura, el cine fantástico, no serían lo mismo sin este personaje.

Después del inesperado éxito de las novelas juveniles a cargo de J. K. Rowling, era cuestión de tiempo que alguna casa hollywoodense se hiciera con los derechos de explotación cinematográfica.

Warner Bros ganó la batalla, aunque debieron cumplir con varias exigencias de la escritora, más allá de las monetarias. Es el caso de la conformación de un reparto exclusivamente británico.

Chris Columbus, Alfonso Cuarón, Mike Newell y David Yates se repartieron la dirección de las 8 entregas. La recaudación de toda la saga superó los 7.700 millones de dólares, fuera de los ingresos por mercadotecnia.

La historia interminable, de Wolfgang Petersen, 1984

Basada en la novela homónima de Michael Ende, narra la historia de Bastian. Es un niño de 10 años,víctima del bullyng escolar, que se esconde en una vieja librería. Allí descubre el libro de La historia inolvidable y, pese a las advertencias, termina formando parte de las aventuras de Atreyu y su lucha contra La Nada.

La cinta marcó pauta en cuanto al desarrollo de los efectos especiales, en una época en que los trabajos en ordenador todavía estaban bastante lejanos.

Los fanáticos del relato de Ende terminaron decepcionados con el trabajo de Petersen. Uno de los puntos que generó más controversias, fue la caracterización de Falkon, que según la fuente original, era un dragón de porte intimidante, mientras que en la película parecía más como un gran perro adorable.

Mi amigo el gigante, de Steven Spielberg (2016)

mi amigo el gigante

Roald Dahl fue de esos escritores que expandieron los límites de la literatura fantástica.

Dirigida por Steven Spielberg, director de gran imaginación, relata las aventuras de una pequeña huérfana que une fuerzas con un gigante “enano”, para proteger al mundo de una invasión de gigantes malvados y come niños.

Pese a la buena valoración por parte de la crítica, la cinta terminó convertida en uno de los fracasos de taquilla más notables de 2016.

El señor de los anillos, trilogía de Peter Jackson (2001, 2002 y 2003)

A mitad del siglo XX, el escritor britpanico J. R. R. Tolkien publicó una serie de relatos fantásticos, ambientados en la Tierra Media.

De inmediato se convirtieron en historias de culto, llegándose a casos de representaciones litúrgicas.

Pese a los deseos de los estudios, en mucho tiempo ningún director quiso asumir los riesgos de dirigir alguna película basada en este argumento. La razón era simple: los efectos visuales no estaban a la altura.

Hasta que con la llegada del siglo XXI, el realizador neozelandés Peter Jackson, decidió que el Séptimo Arte ya estaba listo para recrear las aventuras de Frodo Bolson.

 El resultado: una de las trilogías cinematográficas mejor elaborada de todos los tiempos. De igual manera, una de las más exitosas, con poco menos de 3.000 millones de dólares de recaudación a nivel mundial.

La torre oscura, de Niaolaj Arcel (2017)

Stephen King es uno de los escritores con más trabajos adaptados al cine y a la televisión. La lista parece inagotable.

La última en sumarse, es esta particular revisión fantasiosa de la lucha del bien contra el mal, con algunos elementos del cine western.

Inicialmente los productores planearon inaugurar con esta entrega, una nueva franquicia cinematográfica de largo aliento. Sin embargo, las críticas mayoritariamente negativas, así como un comportamiento tibio en la taquilla, tienen a las posibles nuevas entregas en suspenso.

 Alicia en el país de las maravillas, de Tim Burton (2010)

Los dibujos animados fueron por mucho tiempo, el formato idóneo para contar en la pantalla de cine, los maravillosos relatos fantásticos nacidos de la literatura.

Gracias a los avances tecnológicos, los viejos clásicos animados ahora son recreados en acción real, con actores de carne y hueso.

La revisión del cuento de Lewis Carroll dirigida por Tim Burton, inauguró formalmente este formato, con miles de millones de dólares recaudados en taquilla, pero con resultados artísticos muchas veces de dudosa calidad.

 Animales fantásticos y dónde encontrarlos, de David Yates (2016)

animales fantásticos

Era difícil que el universo de Harry Potter, con su inagotable fuente generadora de millones de dólares, se cerrara sin más.

Con guion de la propia J. K. Rowling y dirigida por David Yates, sirve de precuela para explicar gran parte de los acontecimientos previos al nacimiento del mago más famoso del mundo.

 La milla verde, de Frank Darabont (1999)

Otra novela del incansable Stephen King que es adaptada a la gran pantalla. Un relato con la fantasía como protagonista, pero bastante lejos de la espectacularidad y hasta la ingenuidad tradicional.

Un condenado a muerte con poderes sobrenaturales (Michael Clarke Duncan), cambia radicalmente la vida de quienes le vigilan (entre los que figura Tom Hanks), mientras espera su turno de recorrer el pasillo de la muerte.

Bitelchús, de Tim Burton (1988)

Antes de Batman (justo un año antes), Tim Burton se hizo famoso gracias a este controvertido personaje, que también sirvió para impulsar definitivamente la carrera de Michael Keaton.

Una imberbe Wynona Ryder, junto a Jeffrey Jones, Catherine O’ Hara, Alec Baldwin y Geena Davis completan el reparto.

 

Fuente imágenes: Cinemania  /  OKdiario /  La Nación

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Decorados Cinematográficos Moya dijo

    Una buena recopilación de las mejores películas de fantasía. Muchas gracias por la información 🙂 Buen post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *