La visceral 'Bestias del sur salvaje' resucita el cine indie

Quvenzhané Wallis (Hushpuppy) en 'Bestias del sur salvaje'.

Quvenzhané Wallis (Hushpuppy) en ‘Bestias del sur salvaje’.

La historia de “Bestias del sur salvaje” nos traslada a una olvidada y orgullosa comunidad, instalada en una zona pantanosa formada por los meandros del río Mississippi, apartada del mundo por un inmenso dique, donde la pequeña Hushpuppy, de seis años, está a punto de quedarse huérfana. Hace tiempo que su madre se fue, y su adorado y alocado padre siempre está de juerga. Hushpuppy debe arreglárselas como puede en medio de la nada, rodeada de animales semisalvajes. Percibe la naturaleza como una frágil red poblada de cosas que viven, respiran y expelen agua, y que el universo depende de que todo encaje a la perfección. Pero cuando una tormenta eleva las aguas alrededor de su pueblo, su papá enferma de pronto, y Hushpuppy descubre que el orden natural que tanto ama está a punto de derrumbarse. En un intento desesperado por reparar la estructura del mundo y así salvar a su padre y su hogar, esta diminuta heroína deberá aprender a sobrevivir a una catástrofe imparable de proporciones épicas.

Sin duda una muy apetecible sinopsis para esta película cuyo nombre suena fuerte para el Oscar a la mejor película, y cuyo guión fue escrito por el director de la cinta, Benh Zeitlin con la ayuda de Lucy Alibar, la autora de la obra “Juicy and delicious” en la que está basada la película.

En el apartado artístico: Quvenzhané Wallis (Hushpuppy), Dwight Henry (Wink), Levy Easterly (Jean), Lowell Landes (Walrus), Pamela Harper (Little Jo), Gina Montana (Miss Bathsheba), Amber Henry (LZA), Jonshel Alexander (Joy) y Joseph Brown (Winston), entre otros.

‘Bestias del sur salvaje’ es una propuesta visceral y potente del nuevo cine indie que cuenta con una puesta en escena imparable y un discurso que apela a la fuerza del espíritu humano para hacer frente a cualquier situación. En “Bestias del sur salvaje”, Benh Zeitlin mira en la miseria material y encuentra tras ella todo el atractivo y la belleza del ser humano. La mirada de la niña protagonista, Quvenzhané Wallis, aporta la fragilidad y determinación que su personaje necesita. Muy recomendable.

Más información – Posibilidades de “Beasts of the Southern Wild” al Oscar de mejor película

Fuente – labutaca.net

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *