La mejor música para estudiar

música estudiar

No siempre es sencillo concentrarse para estudiar. Entre las diferentes técnicas que pueden utilizarse es la de escuchar música para estudiar.

Está probado científicamente que la música para estudiar potencia la concentración y también es motivante. De esta forma, la música activa determinadas áreas del cerebro que son fundamentales para potenciar el aprendizaje.

Es conocido el efecto Mozart. En base a diferentes pruebas llevadas a cabo, se ha observado que los participantes en el estudio mejoraban su capacidad de razonamiento espacio-temporal tras escuchar al gran genio de la música.

¿Cuál es la mejor música para estudiar?

Aunque hay mucha variedad, cualquier música no es la más adecuada. Es fundamental saber seleccionar una música tranquila y armoniosa. Los ejemplos más característicos son la música clásica y la instrumental.

Como regla general, las canciones con letras desvían la atención y rompen la concentración.

La música para estudiar,  géneros

Música clásica

Desde siempre se ha utilizado la música clásica para conseguir ambientes tranquilos y una sensación de gran armonía. Los clásicos mejoran nuestro estado de ánimo y nos facilitan la concentración.

Música instrumental

Si no nos gusta demasiado la música clásica o nos produce la sensación de monotonía, o incluso de tristeza, también sirve como música para estudiar la instrumental.

Este estilo musical moderno con sonidos relajantes de instrumentos nos ayudará a concentrarnos con base en melodías actuales.

música estudiar

Sonidos de la naturaleza

También podemos conseguir mucha concentración con bandas sonoras de la naturaleza y sonidos naturales. Hay muchos ejemplos: desde el sonido del agua en ríos, cascadas, las olas del mar, los animales que hay en un bosque, etc.

Además de facilitar la concentración, son sonidos muy relajantes, ideales para tener un sueño de calidad.

Música electrónica moderna

Las diferentes tendencias musicales actuales nos ofrecen ritmos muy variados. Desde el conocido chill ut y la música New Age, a otros sonidos muy relajantes, como el Trance Ambient y el Ambient House. Al relajarse la mente se hace mucho más receptiva.

Dónde encontrar música para estudiar

En YouTube hay una gran variedad de listas ya creadas, de cualquiera de los estilos que hemos comentado.

Hay una página muy interesante, www.musicarelajante.es, donde también encontraremos música clasificada por estilos, desde jazz relajante a lounge a los sonidos de la naturaleza.

En la plataforma https://soundcloud.com también hay listas con temas que favorecen la relajación y la concentración. Uno de sus apartados más interesantes en este sentido es “Spiritual moment”.

Spotify también tiene una buena oferta en lo que a listas ya creadas se refiere. Entre ellas se puede destacar  “BSO (música para estudiar)”, más de 170 temas instrumentales que fueron en su momento bandas sonoras de películas como Amelie, Pearl Harbor, Up, Gladiator o Piratas del Caribe.

Si preferimos la música más clásica, también en Spotify vamos  a encontrar más de 100 composiciones de los grandes músicos de todos los tiempos, como Mozart, Bach, Haydn, Vivaldi, Handel. También los actuales como David Lang.

Para algunos estilos específicos, como es la música chill-out, en Spotify tenemos la playlist  “Instrumental Study”.

Consejos para concentrarse

  • A la hora de confeccionar una lista de reproducción propia, hay que procurar que la misma tenga un mínimo de dos horas de duración. Con ello evitaremos tener que estar interrumpiendo el estudio continuamente para elegir nuevos temas.
  • Otra ventaja de programar un tiempo determinado para la lista de reproducción, como es el ejemplo de dos horas, es que al acabar la lista será el momento de un descanso. Más de dos horas estudiando no es aconsejable, porque el rendimiento no se podrá mantener.
  • El volumen y su control son muy importantes en la música para estudiar. No debería ser demasiado elevado, lo ideal es que se muestre como una especie de fondo musical, en un segundo plano.
  • La música en la radio no es una buena opción, entre otras cosas por las intervenciones continuas de los presentadores y por las cuñas publicitarias. La distracción puede ser permanente.
  • estudiar

Tranquilidad, evitar distracciones

  • Las letras de las canciones también distraen. Además, nos provocan emociones, nos traen recuerdos por los temas que tratan, etc.
  • Una música demasiado suave y tranquila, sin ninguna distracción, también puede propiciar el sueño. Lo ideal es conseguir un buen equilibrio entre la concentración y la posible somnolencia. El verdadero reto está en seleccionar la música más adecuada.
  • La música para estudiar tiene que tener dos cualidades principales: ser tranquila y armoniosa. Por ello, la música clásica está entre las mejores opciones.
  • Como hemos visto, el efecto Mozart funciona. Hemos heredado del gran genio de la música una extensa producción. Por ello hay mucho donde elegir, sin necesidad de que se repita nuestra música para estudiar.
https://youtu.be/n5yhUEcB_-s

La naturaleza y la lluvia

  • Los sonidos de la naturaleza no son música literalmente, pero también está probada su efectividad para conseguir relajación y una mejor concentración. Con estos sonidos podemos tener la sensación de estar estudiando al borde de un río, en la montaña, junto al mar, etc. Esto nos creará bienestar.
  • Continuando con los sonidos de la naturaleza, los sonidos de la lluvia relajan a muchas personas. Lo encontraremos en Internet, no es necesario esperar una oleada de precipitaciones generalizadas.
  • Se puede personalizar una lista de reproducción con temas favoritos, los que más nos concentran, la música con la que mejor estudiamos.
  • Esta música para estudiar no solo es muy positiva durante el tiempo del estudio. También se recomienda para cuando nos vamos a la cama. Incluso si vamos a realizar un examen importante y estamos muy nerviosos, escuchar este tipo de sonidos nos relajará.
  • Aunque es importante elegir bien la música para estudiar, tampoco es preciso que estemos la mitad del tiempo del estudio seleccionando los temas. No hay que olvidar que lo importante es el rendimiento y la productividad en el estudio, aunque no hayamos escogido la música más recomendada por todos los expertos del mundo.
  • Podemos evaluar que hemos hecho la correcta selección de música para estudiar, si pasado un rato de empezar a escucharla la hemos dejado de oír, gracias a la concentración en el estudio. Si lo que pasa es lo contrario y estamos más pendiente de ella que del material de estudio, hay que cambiar de música.

Fuentes imágenes: Música Relajante, PsicoPico, Cabo Music paradise

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *