La mejor música para entrenar

música para entrenarse

Hacer ejercicios regularmente es, para muchas personas, una de las experiencias más gratificantes que se pueden tener. Cada persona construye su propia rutina, sus propias costumbres.

Hay quienes necesitan llevar audífonos con música para entrenar cuando corren. O también en el gimnasio, al montar bicicleta o en cualquier actividad aeróbica que lo permita.

Cuestión de gustos

Las preferencias personales son el factor preponderante a la hora de seleccionar música para entrenar. Géneros como el techno dance, house o reggaetón, parecen estar hechos para la acción y el movimiento. Pero a quienes no gustan estos estilos, difícilmente disfrutarán de hacer ejercicio si van escuchando alguno de ellos.

¿Se puede correr escuchando Julio Iglesias o Beethoven? Claro que se puede, pero no parece ser la opción ideal. Cualquier música es útil para entrenar. Siempre que cumpla una función motivadora, facilitando la consecución de las metas establecidas. Y ello sin convertirse en un factor de distracción que entorpezca la concentración.

Para quienes aún no construyen su propia banda sonora a la hora de ejercitarse, a continuación, veremos algunas sugerencias con buena música para entrenar.

Soundtracks de películas: una buena fuente de inspiración y motivación

Algunas películas son en sí mismas fuentes de inspiración y motivación. Filmes ambientados en campos deportivos suelen tener arreglos musicales que, con el tiempo, se convirtieron en sonidos clásicos de algunos deportes.Quizá el ejemplo más emblemático sea Carros de Fuego. La música para este filme, compuesta por el artista griego Evangelos Odysseas Papathanassiou, mejor conocido como Vangelis, es sinónimo de carreras y pistas de tartán.

música entrenarse

Otra película deportiva con una banda sonora imperecedera  es Rocky. Gonna fly now, el “main theme” de la cinta, es al boxeo lo que la banda sonora de Carros de fuego es al atletismo. Mientras que Eye of the tiger, del grupo estadounidense Suvivor e incluida en el soundtrack de Rocky III, es un clásico como música para entrenar y motivar. Y si las condiciones son duras, como el invierno, mejor todavía.

La banda sonora de una película de videojuegos, muy en la onda Carros de Fuego, es la compuesta por Daft Punk para Tron: Legacy. Los “tradicionales” beats electrónicos de este dúo francés, van de la mano con sonidos orquestales. Todo ello genera una combinación ideal para acompañar una sesión de caminata, trote o bicicleta.

Para quienes prefieren los clásicos arreglos orquestales, el legendario compositor de música para cine John Williams, tiene en su haber temas para cuatro Juegos Olímpicos distintos. Los Ángeles 1984, Seúl 1982, Atlanta 1996 y Salt Lake City 2002.

Muy al estilo propio del octogenario músico, se trata de piezas con fuerte presencia de instrumentos de viento, combinados con cuerdas (violines y chelo principalmente). Coraje, valentía y optimismo son términos que pueden asociarse con estas composiciones olímpicas.

Reggaetón y zumba

Los ritmos caribeños han formado parte casi que desde siempre, de los “playlists” de música para entrenar.

Salsa, merengue, mambo, Calipso y hasta el reggae suman a la ecuación deportiva. Sesiones coreográficas de aerobics o bailoterapia, se han instaurado como prácticas habituales de gimnasios, plazas y centros deportivos, recreativos o turísticos en todo el mundo.

Algunos preparadores físicos aseguran que bailar, no solamente ritmos caribeños, también géneros como samba o tango, equivale al mejor de los entrenamientos de cardio.

Desde principios del presente siglo, el reggaetón –nuevo rey de los ritmos urbanos caribeños- se ha aliado con los instructores de zumba. Con ello se ha conseguido una de las rutinas aeróbicas de mayor popularidad a nivel internacional.

Artistas como Don Omar, Daddy Yankee o Pitbull, han construido gran parte de su fama, gracias a esta nueva práctica deportiva.

Electrónica, dance, techno, house: la música para entrenar por antonomasia

La música electrónica y buena parte de sus variantes, son selección casi obligada a la hora de armar una selección de música para entrenar.

También son frecuentes remixes de temas clásicos. En ellos se incluyen, entre muchísimos otros, versiones a clásicos como Stayin’ alive de los Bee Gees o Roxanne de la banda británica The Police.

Algo de pop, hip hop y hasta heavy metal

Rihanna, Justin Bieber o Nicki Minaj se han convertido en muy buenas opciones, principalmente entre quienes gustan del pop de los últimos años. Beyonce, Katy Perry, Shakira y hasta los reyes Michael Jackson y Madonna, junto con la princesa Britney Spears, también figuran.

Los amantes del hip hop y el rap incluyen a Eminem o Dr. Dree. 50 Cent, Jay Z o Kanye West son igualmente considerados.

Y quienes prefieren cosas más pesadas, bandas como AC/DC, Kiss o Led Zepelling, forman la columna vertebral de sus listas. Otras bandas que también se escuchan son Metallica, Guns n’ Roses, Black Sabbath y Linkin Park.

Todo lo necesario para armar un playlist

música correr

Para quienes buscan sugerencias de música para entrenar mucho más específicas, además de los temas ya mencionados, a continuación hay opciones para un playlist bastante variado:

The final cuntdown – Europe (1985)

Una particular y enérgica mezcla de glam, hard rock y metal sinfónico, combinación típica de la década de los 80.

How deep is yor love – Calvin Harris & Disciples (2015)

Según Spotify, éste es el tema más incluido dentro de los playlist de música para entrenar a nivel mundial. Un “pop estándar”, (sin que esto se considere de forma peyorativa), dinámico y con mucho movimiento.

Shape of you – Ed Sheeran (2017)

Uno de los temas más sonados de todo 2017, no puede quedar fuera de una sesión de ejercicio físico.

Adrenalina – Wisin ft Jennifer López y Ricky Martin (2014)

Reggaetón con elementos de samba y Calipso. Son los ingredientes de este sencillo hecho para bailar, brincar, correr y traspirar.

Love never felt so good – Michael Jackson, Justin Timberlake (2014)

El rapero y productor estadounidense Timbaland y Justin Timberlake, rescataron una vieja maqueta grabada por Jackson en 1983. El resultado: un nuevo número uno para el Rey del Pop y otro buen tema para entrenar.

No le pegue a la negra – Joe Arroyo (1986)

La salsa brava también funciona como acompañante de una rutina de ejercicios. Es un género diseñado para bailar intensamente en parejas y sudar a más no poder.

 

Fuentes imágenes:  Runners  /  Corriendo con música  /  Okdiario

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *