“La Gaby” Arrostito

Tal vez no sea éste el sitio ideal en dónde dejar una crítica (totalmente alejada de lo que críticos con título podrían realizar). Pero considero necesario que quede en mis propias palabras una devolución, o agradecimiento, o catarsis quizá, al respecto de esta increible película.

Norma “Gaby” Arrostito fue una de las mujeres más emblemáticas, míticas, en la historia Argentina del último siglo. Formó parte de Montoneros, siendo una de las precursoras de la organización. Participó en el secuestro y fusilamiento de Aramburu, y fue una de las tantas personas desaparecidas durante la dictadura de 1976.

El film, realizado bajo una rigurosa investigación periodística, combina imágenes de archivo, documental por medio de entrevistas, y ficción que recrea escenas que en paralelo se nos relatan.

Quien interpreta a Gaby es Julieta Díaz, una actriz que realmente me ha sorprendido. Demostró una fortaleza incalculable, siendo que es una historia, la de ésta mujer, realmente difícil, de una dureza y entereza, de una entrega comparable sólo a las historias de ficción.

La película recorre la vida de Norma Arrostito, desde el secuestro de Aramburu, hasta su asesinato en cautiverio. Entre medio, por la voz de muchos de los sobrevivientes que la conocieron, vamos descubriendo a la mujer que había por detrás del personaje. Un ser de una simpleza y una pasión inmensas, que había decidido, en pleno uso de sus facultades, y con total conciencia de lo que implicaba, entregar su vida a una causa que consideraba (y considero) totalmente justas, la de la salvación de su Patria.

Un tema que en mi país, Argentina, es muy dificil de tratar, ya que implica un compromiso que a veces se desdibuja entre la verdad más objetiva, y la verdad que durante muchos años han querido mostrarnos. A veces, pecamos de ignorantes sólo por casarnos con la verdad que nos han mostrado, sin buscar más por detrás de la misma. Y es que siempre hay algo más por detrás del único punto de vista que recibimos. Como seres humanos comprometidos con alguna causa, sea cual fuere, es que estamos obligados a saber. Y la causa puede ser cualquiera, ya por ideología política, ya por creencia religiosa, ya por seguir una vocación hasta el final. Sólo sabiendo lo que tenemos frente es que podemos Ser.

Éste film no sólo nos enseña. Muestra sin pretención alguna una realidad que a veces, o casi siempre, se desdibuja en boca de quienes prefieren, por conveniencias de poderío, que se pierda, que se olvide. O peor aún, que se ignore.

Es, la historia de un país ajeno, a veces de muy dificil acceso. Creo que es preciso, más allá de la historia en hechos en sí, conocer quiénes fueron seres humanos, quienes fueron seres pasionales que dejaron su sangre por una causa en la que creían. Ya que la pasión, la entrega, no tiene ni límites temporales, ni límites espaciales.

Agradezco infinitamente ésto, y espero que, de alguna manera, pueda llegar a todos ustedes ésta, una película para aplaudir de pie.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.