Crítica y público aplaude el ‘No’ de Pablo Larraín

Gael García Bernal en la película “No”

Gael García Bernal en la película de Pablo Larrain “No”.

Pablo Larraín estrenó el pasado 8 de febrero en nuestras salas su última producción, grabada entre Chile, Estados Unidos y México, ‘No’, para la que ha contado con el internacional Gael García Bernal, en el papel de René Saavedra, a quien han acompañado en el elenco: Luis Gnecco (Urrutia), Néstor Cantillana (Fernando), Alfredo Castro (Luis Guzmán), Antonia Zegers (Verónica), Pascal Montero (Simón), Jaime Vadell (ministro), Manuela Oyarzún (Sandra) y Marcial Tagle (Alberto).

El guión ha corrido de la mano de Pedro Peirano, que se ha basado en la obra “El plebiscito” de Antonio Skármeta, y nos sumerge en el Chile de finales de los ochenta, donde ante la presión internacional, el dictador chileno Augusto Pinochet se ve obligado a organizar un referéndum de apoyo a su presidencia en 1988. Los líderes de la oposición convencen a René Saavedra, un joven y atrevido ejecutivo publicitario, para que se encargue de la campaña a favor del NO. A pesar de disponer de recursos muy limitados y del férreo control de la policía del déspota, Saavedra y su equipo llevan a la práctica un plan audaz para ganar el referéndum y liberar al país de la opresión.

La película de Pablo Larraín, ‘No’ fue una de las rivales que encontró ‘Blancanieves’ en los Óscar. La puja se saldó con la salida de la película de Pablo Berger de la carrera de los Óscar, y con ésta, el cine hispano quedó muy poco representado en la próxima edición de los premios, en la que la única película latinoamericana representante de las nueve que quedaron en liza fue la de Pablo Larraín, que competirá con “Amour”, del austríaco Michael Haneke, una de las favoritas.

Uno de los aspectos más personales de Larraín en ‘No’ es la apuesta decidida que ha hecho por el “qué” contar de su historia en detrimento del “cómo”, y por ello, lejos de altas definiciones, encontramos una historia política de primera línea en una presentación mejorable. Quizá sea una metáfora visual que el director ha empleado para describir la época que vivía Chile en la que el brillo y la alegría también estaban venidos a menos. Para amantes del cine político e histórico de calidad.

Más información – ‘Blancanieves’ de Pablo Berger se queda fuera de los Óscar

Fuente – labutaca.net

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *