Feliz cumpleaños, David

El increíble director de cine David Lynch ha cumplido, el pasado 20 de Enero, sesenta y  tres años. En lo personal, es un director que me ha costado amar, pero que, a fuerza de esfuerzos, he logrado descubrir un mundo que abarca todo aquello difícil de abarcar. El surrealismo es su impronta, la vanguardia es su sello. Su caracter contestatario ante aquello que necesita ser discutido por alguien, es siempre limpio e intachable, y su obsesividad por lgorar una perfección audiovisual resulta de una perfecta perfección. Por lo que uno no puede menos que idolatrarlo en su virtuosismo estético, con todo lo que la palabra implica.

Con películas como “Blue Velvet”, “Mulholland Drive”, “Una historia sencilla”, o “Cabeza borradora”, entre otros, ha dejado muy en claro cómo es posible desnudar de sentido al sentido, para recargarlo de otro todavía mayor. Guardando la escencia de lo que importa, todo lo otro parece vestirse de trajes irrisorios en su forma, pero que hablan todavía más de lo que se creería.

Como homenaje, me parece valioso compartir con todos aquellos que desconocen su trabajo, o aquellos que quieren reconocerlo, una serie de cortometrajes que recuperan desde el principio hasta el tiempo actual de su trabajo.

  • Six Men Gettin Sick (1967)
  • The Alphabet (1968)
  • The Grandmother (1970)
  • The Amputee (1973)
  • The Cowboy and the Freechman (1987)
  • Darkened Room (2002)
  • Absurda (2007)

Sé el primero en comentar