¿Dónde descargar música sin derechos de autor?

No solo profesionales del cine, la televisión y la publicidad. Quien desee subir un video a YouTube, Facebook, Instagram o cualquier otra plataforma en línea, debe asegurarse de que su material, en caso de estar musicalizado, sea con música libre de derechos de autor.

Y esto se aplica también para sonidos en el ambiente, en música que supere los 20 segundos de duración, material adjunto a textos que se publican en blogs o páginas especializadas, etc.

Controles y más controles

Si hay un sector que ha sido golpeado por los desarrollos tecnológicos, ha sido la industria discográfica. Con cada nueva aplicación, la piratería de composiciones musicales y las descargas ilegales, no ha hecho más que crecer. Y si bien para las disqueras es más fácil llegar a su audiencia objetivo, también lo es para los “traficantes de música”.

Presionados por un sector que se niega a desaparecer, o que por lo menos el mundo deje de considerarlos imprescindibles, las plataformas web han tenido que desarrollar métodos de control para evitar violaciones de copyright musical.

La batalla contra la piratería en la red ya no solo incluye el combate contra sitios que distribuyen de manera ilegal música. También se centra en asegurarse que todo lo que se escuche genere beneficios para los artistas, pero más que nada, a las compañías de discos.

El fin no justifica los medios

Esta fue la política que empezó a emplear Google a través de YouTube, en un intento por controlar la difusión indiscriminada de música. Videos en los que se escuche una canción de forma clara, sin contar con los permisos correspondientes, corre el riesgo de ser eliminado. O por lo menos silenciado.

El mismo principio fue adoptado por otras plataformas web, sin importar si el material perseguía algún fin didáctico o educativo.

Aunque como parece ser también la norma en estos casos, los usuarios más avanzados en el manejo de las redes y la informática pronto descubrieron cómo hacer trampas al sistema. Por el momento, parece una guerra que no terminará jamás.

Descargar música sin derechos de autor. Solución práctica y legal

Para quienes tengan que subir materiales audiovisuales a la red y no quieran correr el riesgo de terminar fuera de línea. Más allá de si se trata de un video sin fines comerciales o de un juego de fútbol escolar, lo mejor es añadir música sin derechos de autor.

La red ofrece un amplio número de sites que ponen a disposición de los usuarios canciones de todo tipo. Incluso algunas buscan evocar sin remordimientos, sonoridades comerciales fáciles de identificar.

Estas plataformas también son una ventana muy eficiente para nuevos artistas que buscan impulsar su arte. De esta forma, ofrecen sus creaciones a cambio no solo de difusión, sino del crédito respectivo.

Las páginas que alojan estos contenidos son un buen lugar para encontrar innovación y creatividad. Con un poco de paciencia, se pueden encontrar trabajos realmente sobresalientes, ideales para salirse un poco de lo convencional.

Jamendo

Para encontrar y descargar música sin derechos de autor, Jamendo es hoy por hoy el sitio más popular. Además, es una plataforma donde la tarea propiamente dicha de descarga de los archivos, es rápida y sencilla. Así mismo, se ha convertido en una herramienta indispensable para artistas emergentes.

Su base de datos es sumamente amplia, incluyendo una casi ilimitada variedad de géneros y estilos musicales. Quienes persigan algún fin netamente comercial con la utilización de la música, pueden adquirir los derechos de uso sin limitaciones a costes poco onerosos.

Soundcloud

Esta es una red social para músicos, pensada por músicos, lo que sería un equivalente a lo que representa Pinterest en cuanto a fotografía. Aunque su uso se ha extendido más allá de lo puramente artístico y musical, entre otras cosas porque agencias de noticias y web sites de todo tipo, lo utilizan para alojar y distribuir clips informativos.

La mayoría de la música disponible en Soundcloud se rige bajo la licencia Creative Commons. Esto permite su reutilización, siempre y cuando el material resultante no persiga fines comerciales. El resto de los archivos disponibles no incluyen ningún tipo de restricción.

Además de ser una buena fuente para descargar música sin derechos de autor, funciona como una “musical social network”, en el sentido exacto de este concepto. Los usuarios son libres de comentar los trabajos de otras personas; además de compartirm en sus propias redes, los contenidos de otros usuarios.

Musicalibre.es

Esta es otra plataforma por y para músicos, pero pensada exclusivamente para el mercado hispanoparlante. Su premisa inicial es romper con el sistema de monopolio de las grandes compañías. Proponen que sean los artistas quienes se beneficien económicamente por las ventas de su obra. Partiendo de este mismo principio, la página está construida bajo los parámetros de código abierto.

Bendsound

El banco de canciones y sonidos que ofrece Bendsound es bastante amplio; todos los archivos pueden ser reutilizados sin limitaciones. La única condición impuesta es dar el crédito tanto al portal como al artista, dentro de las nuevas creaciones.

Pero para quienes deseen utilizar música sin tener que reconocer públicamente dónde la consiguieron, hay una opción. Tan simple como pagar un importe (o lo que es igual a una licencia por uso) al momento de la descarga.

YouTube

La plataforma propiedad de Google no solo es la mayor ventana en el mundo para la difusión musical. También es lugar dónde conseguir música sin derechos de autor.

El portal cuenta con un apartado conocido como YouTube Audio Library. Una gran biblioteca desde donde se pueden adquirir canciones para ser reutilizados libremente. Adicionalmente, está disponible un amplísimo banco de sonidos y efectos sonoros, complemento perfecto para el trabajo de muchos editores de audio y video.

Para rastrear un sonido en particular, los clips están organizados por género, tipo de instrumentación, estado de ánimo o duración. Y lo que resulta todavía más práctico, la descarga se ejecuta directamente dentro de la propia página, haciendo clic sobre el ícono respectivo. Sin tener que instalar ningún complemento adicional al navegador o teniendo que utilizar portales externos, los cuales muchas veces son de legalidad dudosa.

 

Fuentes de imágenes: YouTube   /  Jamendo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.