Crítica a "The Spirit", en Actualidad Cine

miller_spirit_poster

En butacas no demasiado cómodas, aunque tolerables teniendo una promesa tan importante de frente, fue que tuve que ver “The Spirit“, en una sala parecida a un embudo, en donde la pantalla quedaba como cruzada frente a los espectadores, dejándolo a uno sin saber si había eleido el asiento equivocado, o si simplemente todos eran los equivocados.

El asunto es que vi “The Spirit”, recién estrenada, y con pocas salas que la estén pasando. Dirigida como ya sabemos por Frank Miller, y basada en las historietas de Will Eisner, respeta la película las tonalidades propias del cómic, siendo que se maneja en un blanco y negro bien efectista, que se intercala con tonalidades propias de un mundo real que sólo al cómic podría pertenecerle. Deslumbrada quedé luego de ver los efectos que la mano y el ojo de Miller pueden lograr a través de una cámara. Y es que posee el don de ver, así como de percibir y de generar lo que desea que sea visto, que termina dejando reluciente la pantalla, de tantos y tan bien empleados efectos visuales. Hay una limpieza propia al tono con que la trama está tratada, ya que en comparación con su anterior trabajo, “Sin City”, “The Spirit” se presenta menos serio, y quizá más infantil en algunos aspectos. Por lo que el arte, tanto desde el vestuario, como desde la escenografía y la elección de luces y tonos está al servicio de los personajes y de su modo de encarar los acontecimientos.

frank-millerCon un Samuel Jackson que creo ver mejor que nunca, la película se jacta de poseer los malos más entretenidos que habremos podido ver en la pantalla gigante. Óctopus y su asistente perfectamente encarnada en la bella Scarlett Johanson, oscilan entre una seriedad de ospicio y una hilaridad de servicio militar. Sólo así, y sólo en ellos podía encontrarse el “gen de la maldad” que a la adaptación del cómic podía caberle.

El protagonista está bien en su rol, ya que su humanidad y su desborde le resultan propios, así como su perdición por mujeres tras mujeres que no lo dejan descansar.

Vuelvo a decir, considero que “The Spirit” es una buena película que, en lo que a su historia respecta, no posee el vuelo o, quizá, la profundidad que “Sin City” podía tener. Y ésto no es más que propio al cómic, y no a la adaptación, ya que ésta está perfecta en lo que a las posibles posibilidades, valga la redundancia, podía trabajarse. Miller nuevamente me ha dejado satisfecha.

the-spirit-posters

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *