Clase magistral de Scorsese

El director de cine Martin Scorsese impartió hoy una lección de cine en el 60 Festival de Cannes en un abarrotado auditorio entre cuyos “alumnos” había alguno tan distinguido como sus colegas Quentin Tarantino y el francés Claude Lanzmann.

Recibido con una ovación atronadora por el público que llenaba la sala sentándose incluso en las escaleras de acceso, el maestro neoyorquino relató durante una hora y media sus experiencias cinematográficas desde sus comienzos hasta la película Infiltrados, que le brindó el pasado febrero su primer Oscar como director. También evocó sus estudios de cine en Nueva York, aunque con un mensaje muy claro: “Sólo se puede aprender a hacer cine haciéndolo, dirigiendo esencialmente, pero también haciendo otros oficios”, como montaje, que aprendió en sus comienzos.

Sentado sobre el escenario de la sala Debussy, una de las mayores del Palacio de Festivales de Cannes, la charla de Scorsese con el periodista francés Michel Simon se interrumpió en algunos momentos para proyectar breves fragmentos de sus obras, como Malas Calles y Toro Salvaje. Sobre el protagonista de ambas cintas y sin duda alguna uno de sus actores fetiche junto con Joe Pesci, Robert de Niro, recordó que los presentó el cineasta Brian de Palma durante una cena navideña.

También reveló que la violencia que caracteriza muchas de sus películas viene de que creció “en una zona muy dura de Nueva York”. Hay que recordar que Scorsese es uno de los invitados de honor este año en el aniversario de Cannes, donde esta semana presentó su proyecto de Fundación del Cine Mundial para salvaguardar el patrimonio fílmico amenazado por falta de fondos para conservarlo.
Martin Scorsese

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *