Cine y educación: 'La lengua de las mariposas'

Hoy recordamos en nuestra sección ‘Cine y educación’, uno de los papeles más emblemáticos del desaparecido Fernando Fernán Gómez, bajo la dirección de José Luis Cuerda en “La lengua de las mariposas“, una película de 1999, que además del ya citado Fernán Gómez, contó en su reparto con: Manuel Lozano, Uxia Blanco, Gonzalo Uriarte, Guillermo Toledo, Alexis de los Santos y Jesús Castejón. Curiosamente a Fernán Gómez también lo vimos recientemente en la película  ‘¡Arriba Azaña!’ que ya comentamos aquí, pero allí interpretaba un papel bien diferente.
El guión, de Rafael Azcona, nos sitúa en 1936, en el que Don Gregorio enseñará a Moncho con dedicación y paciencia toda su sabiduría en cuanto a los conocimientos, la literatura, la naturaleza, y hasta las mujeres. Pero el trasfondo de la amenaza política subsistirá siempre, especialmente cuando Don Gregorio es atacado por ser considerado un enemigo del régimen fascista. Así se irá abriendo entre estos dos amigos una brecha, traída por la fuerza del contexto que los rodea. La política y la guerra se interponen entre las personas y desembocan, indefectiblemente, en la tragedia.

Nos encontramos sin duda ante una de las joyas del cine español (ganadora en 1999 de 4 Goyas (mejor actor revelación, mejor dirección, mejor película y mejor interpretación masculina protagonista)), que además de narrar la vida rural de España en vísperas de la fatídica guerra civil, habla del afecto que surge entre un alumno y un profesor republicano.

Y este afecto, es el que me llama la atención en el aspecto educativo. La buena relación del profesor con sus alumnos en el aula es muy importante en el proceso de la enseñanza. Esta relación incide positivamente en el aprendizaje y pienso que tiene efectos recíprocos, si el alumno aprecia a su maestro le escuchará con más atención y esto además de beneficiar el aprendizaje será provechoso para el maestro, que se sentirá realizado y para el alumno que aprenderá. El maestro no puede limitarse a transmitir conocimientos y enseñar las materias, el profesor en parte ha de querer a sus alumnos, mostrarse dispuesto a darlo todo por ellos y así éstos deseablemente le responderán, porque cuando uno quiere pone lo mejor de sí en la otra persona y la persona querida también da lo mejor de sí.

Así, en la película Fernán Gómez quiere a su alumno, se preocupa por él e intenta trasmitírselo para que éste aprenda. Lamentablemente, en el final de la película, como en la realidad, este amor vocacional del maestro no siempre se ve correspondido por los alumnos. Pero, hay que luchar armados de él, para llegar al alumnado. Y esta es la idea educativa que rescato de la película, un maestro que quiera a sus alumnos y se implique con ellos hasta las últimas consecuencias.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.