Cine y educación: 'Hoy empieza todo'

Escena de la película francesa ‘Hoy empieza todo’ de Bertrand Tavernier.

Hablamos hoy de otra película relacionada con la educación, se trata de “Hoy empieza todo (Ça commence aujourd’hui)” de  Bertrand Tavernier (En el centro de la tormenta). Una película francesa de 1999, que tuvo una gran acogida por parte de la crítica y del público en Francia, que está protagonizada por: Dominique Sampiero, Tiffany Tavernier y el propio Bertrand Tavernier.

En ‘Hoy empieza todo’ conoceremos a Daniel, de 40 años, un profesor y director de una escuela infantil en una población deprimida en el norte de Francia. Es un hombre sensible y tenaz que siente pasión por su trabajo, pero se encuentra atrapado en una jerarquía que no le permite extralimitarse en sus funciones como educador, viéndose obligado a seguir las normas básicas de enseñanza mientras sus alumnos van a la escuela literalmente muertos de hambre y en harapos. A pesar de los obstáculos, Daniel no se dará por vencido y conseguirá el apoyo de toda la comunidad.

La historia de Tavernier, muy real, nos viene a decir que hay mucho que contar, y lo hace de forma veraz y sin prisas, pero sin pausas, sin duda a dosis de realidad, que nos vienen a decir que la actual sociedad a llegado a una situación muy difícil, pero que siempre quedará gente con el coraje, paciencia y valor necesarios para intentar luchar por mejorar las cosas.

La escuela de “Hoy empieza todo” está en un barrio pobre y nos enseña la situación de los niños, su entorno familiar (con alcoholismo, mucho desempleo, malos tratos, delincuencia juvenil…) y como el director de la escuela no tiene más remedio que implicarse en estos temas. De frente el sistema educativo y la burocracia de las administraciones políticas (y servicios sociales) que no es que ayuden al profesor precisamente.

El maestro, a menudo, denuncia que se encuentra solo antes los problemas que le surgen de estas índoles (malos tratos, integración de inmigrantes, pobreza, niños con problemas, etc.), ya que el apoyo, dotaciones, o ayuda que presta la Consellería es nulo (una cosa es lo que dicen las leyes educativas y otra lo que sucede en la realidad), quedando así para la resolución de estos problemas simplemente la postura que adopta el maestro ante éstos… sacándose las castañas del fuego, con coraje… como el maestro de la película. Y lo hace como él, por los niños, por sensibilidad y ternura hacia ellos que son ajenos al mundo hostil en el que crecen y la realidad en la que viven.

Otra idea que me parece interesante es la que hace una de las maestras más veteranas del colegio, cuando dice que antes tenía 45 alumnos en clase y en condiciones de pobreza (como actualmente) y eran muy disciplinados, mientras que ahora tenía 30 y no eran disciplinados. Ella achaca esto a que los niños se encuentran solos, las madres ya no se ocupan de sus hijos y éstos no saben con quien hablar.

Pienso que debemos hacer reflexión en nuestra conciencia sobre lo que se está sucediendo y sobre la importancia de una palabra en la profesión que estamos estudiando: Coraje. La vida del maestro, lejos de tópicos de que “están mejor que quieren” como se oye por la calle, es cruda, y si el maestro tiene la vocación necesaria y deseable, debe ser de continua lucha por mejorar la situación, como en la película del director francés Tavernier.

Más información – Tráiler de la película “En el centro de la tormenta”

Fuente – Los dinosaurios también tienen blog

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.