Cine y educación: 'El hombre sin rostro'

Mel Gibson en una escena de la película 'El hombre sin rostro'

Mel Gibson en una escena de la película ‘El hombre sin rostro’ que él mismo dirigió.

Nueva aportación a nuestro repaso sobre películas relacionadas con el mundo de la educación, en la que de nuevo observamos el tándem formado por maestro y alumno se ayudan recíprocamente, cada uno a su manera, como ya pudimos ver en ‘Descubriendo a Forrester’. La cinta, titulada ‘El hombre sin rostro’, fue dirigida por Mel Gibson en 1993 y está protagonizada por el propio Gibson, acompañado de Nick Stahl, Margaret Whitton, Fay Masterson, Gaby Hoffmann, Richard Masur y Geoffrey Lewis, entre otros.

La sinopsis nos presenta a Charles E. “Chuck” Norstadt, un niño que vive en una villa marina en Maine y que padece de serios conflictos familiares en un hogar sin padre. Chuck tiene dificultades para lograr uno de sus máximos sueños, ingresar a la academia militar de West Point, pero debido a su entorno, sus notas son deficientes y todo parece ir mal hasta que conoce a un extraño hombre ermitaño llamado Justin Mc Leod (Mel Gibson) cuyo rostro está desfigurado a medias por un accidente automovilístico. Este lo acepta como alumno sin ningún precio a cambio, por ello le brinda toda su confianza.

Todo parece ir mejor para Charles E. ‘Chuck’ Norstadt en la parte académica, pero detrás de un severo, paternal pero amigable tutor, hay un pasado oscuro que le persigue y que a la larga afectará las relaciones sólidamente fraternales entre alumno y tutor. El desenlace es completamente inesperado.

‘El hombre sin rostro’ tiene un argumento que atrapa y la historia se va haciendo interesante a medida que avanza la relación entre el niño y el profesor. Niño (Nick Stahl), todo sea dicho, que realiza un primer papel notable y sólido. Destacable también la labor de maquillaje que tuvieron que realizar con el personaje de Gibson.

Pero lo importante de la cinta es sin duda el mensaje que pretende transmitirnos: que hay que saber mirar más allá de las apariencias para conocer bien a las personas y no juzgarlas, ya que a menudo lo hacemos muy a la ligera. Una carga de valores, también muy al hilo de la controvertida y discutida “Educación para la ciudadanía”.

Más información – Cine y educación: ‘Descubriendo a Forrester’

Fuente – Los dinosaurios también tienen blog


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.