Cine y educación: Cobardes

Eduardo Garé y Eduardo Espinilla en 'Cobardes'.

Eduardo Garé y Eduardo Espinilla en una escena de ‘Cobardes’.

00:20
– (…) mano dura, te lo tengo dicho…
– Mira Manolo, saqué oposiciones para enseñar historia, no para hacer de policía. Mano dura habría que tener con los padres. ¿Tú has visto alguna asociación de pacientes que entre en el quirófano a decirle al cirujano como tiene que operar? ¿No verdad? Pues algunos padres sí deciden cómo debe ser la disciplina en los centros, y nosotros el último mono…

00:30
– Claro, claro, son muchos y uno tendría que ser Spiderman para acabar con todos. Los otros esperan de uno que sea más fuerte, pero en realidad uno tiene que ser el más inteligente. (…) Porque la inteligencia no abunda.00:37
– Siguiendo las normas del instituto hemos decidido expulsar a su hijo durante dos días.
– Ya… ¿Pero habrá otra forma de solucionarlo no?
– Es una falta grave, no tengo otra alternativa.
– Imagínese el marrón… Me refiero a que mi mujer y yo trabajamos los dos, ¿cómo vamos a hacer con el niño los días que no pueda venir a clase?

01:02
– Mi padre se dedica a instalar alarmas. (Risas del resto) Y lo hace porque la gente tiene miedo, miedo de que le roben o les puedan hacer daño. A la mayoría nunca les han robado y nunca les han hecho nada, pero cada día hay más gente que se pone una alarma (…). Y da igual que tengas una alarma, porque cuando tienes miedo nadie la oye.

Las que acabáis de leer son cuatro escenas seleccionadas del largometraje «Cobardes» y los minutos de la cinta en los que aparecen. Me llamaron especialmente la atención y me han hecho pensar mucho en nuestro actual sistema educativo, desde el punto de vista de José Corbacho y Juan Cruz, directores de la película. En el plantel interpretativo: Lluís Homar (Guillermo), Elvira Mínguez (Merche), Paz Padilla (Magda), Antonio de la Torre (Joaquín), Javier Bódalo (Chape), Eduardo Espinilla (Guille), Eduardo Garé (Gaby), Ariadna Gaya (Carla).

La sinopsis de la película nos cuenta la historia de Gaby,
un chaval de catorce años que tiene miedo a ir al colegio. Tal vez su temor sea a causa de Guille, un compañero de clase, que a su vez tiene miedo a defraudar a su padre. Pero los padres de Gaby y Guille también tienen miedo. Joaquín, el padre de Gaby, tiene miedo a perder su trabajo, y Merche, su madre, miedo a que su familia se desmorone. Guillermo, padre de Guille, tiene miedo del poder que le envuelve, y Magda, su madre, miedo de no conocer a su propio hijo.Y después está Silverio, el dueño de la pizzería, que no le tiene miedo a nada. Bueno… tal vez a Dios. ¿Y tú? ¿De qué tienes miedo?

La película nos sumerge en la problemática de la angustia de los niños maltratados por sus compañeros, del miedo que se instala en su vida y le hace ensimismarse, con una moraleja, debemos enfrentarnos a nuestros miedos si queremos superarlos. Pero no es fácil, y a veces, tomar la decisión acertada es complicado.

Como temas igual o más importantes están los personajes de los padres, tanto de los padres del maltratado como el de los padres del matratador. Los primeros por no saber bien lo que le está pasando a su hijo, hay un gran problema de comunicación y los segundos con dos vertientes, de un lado la madre (una formidable y sorprendente actuación de Paz Padilla) que no sabe como afrontar lo que está pasando, y del otro el padre (Lluís Homar) que de saberlo probablemente lo aplaudiría.

Otro tema que se deja ver es el problema que hay en los centros referente a la confianza que los padres tienen sobre los profesores (con ese párrafo arrancaba este post), y como tampoco tienen tiempo ni para atender a sus hijos «¿cómo vamos a hacer con el niño los días que no pueda venir a clase?»…

Una película en la que «Cobardes» parecen todos, desde la madre al acosado, y del acosador al padre. Un reflejo de la cobardía que prima en nuestra sociedad, en este caso focalizado en el acoso escolar.  Lamentablemente la taquilla no acompañó a esta propuesta de 2008, que bien merecía de su favor.

Más información – Los 10 fiascos en taquilla del año 2008

Fuente – Los dinosaurios también tienen blog


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.