Tres años de Dani Rovira como presentador de la gala de entrega de los Goya han servido para que muchos le echen de menos.

publicidad