Canciones para flauta

Se trata del instrumento musical más antiguo del que se tiene conocimiento. También es uno de los más conocidos y utilizados. De construcción e interpretación relativamente simple, lo que le ha permitido permanecer vigente en el tiempo.

Hoy en día, para entrar en orquestas sinfónicas, en algunos conservatorios y otros lugares especializados, hay que saber interpretar varias canciones para flauta.

Existe una amplia variedad de modelos y variedades dentro de la familia de este instrumento. Aunque los más conocidos son la Flauta Dulce y la Flauta Travesera. La primera se coloca de forma vertical frente al rostro, mientras que la segunda de lado.

La flauta se encuentra catalogada como un instrumento de viento de madera, aunque para su construcción se emplea variedad de materiales, entre los que se incluyen algunos metales como plata y níquel.

Un instrumento docto y culto

Tuvo un carácter eminentemente popular durante su desarrollo temprano. Pero a partir de la Edad Media la flauta entró dentro del ámbito de la música de cámara. Esto trajo como consecuencia que, durante algunos siglos, cayera en desuso y pasara de moda, al menos en occidente.

 

Este fenómeno también se vio condicionado por el fin de la época de mayor apogeo para la música juglar. Y cuando los compositores connotados la trajeron de vuelta ya en El Renacimiento, se instaló casi exclusivamente bajo los dominios de la música academia, las monarquías y las aristocracias

Canciones para flauta: ejemplos clásicos

Varios compositores célebres de la llamada música clásica, dedicaron parte de su trabajo a escribir conciertos para este instrumento actuando de solista. Antonio Vivaldi, músico italiano del periodo barroco y conocido principalmente por Las Cuatro Estaciones, nos ha legado un número importante de piezas para flauta.

Johann Sebastián Bach, otro músico del periodo barroco y que se vio notablemente influenciado por Vivaldi, también dejó dentro de su amplio repertorio, varias canciones para flauta. La mayoría de ellas, sonatas en las que violines, chelos y clavecín servían de acompañante a los dulces sonidos del tubo transverso.

Ya dentro del periodo propiamente clásico, Wolfang Amadeus Mozart compuso varias obras con la flauta como protagonista. La mayoría de estas composiciones, cuartetos formados por violín, viola y chelo, además del instrumento de viento.

Con la modernidad llegó la diversificación del instrumento

Con la entrada del siglo XX, la flauta salió a recorrer nuevamente las calles. Poco a poco fue recuperando sus espacios dentro de la cultura popular, más allá de la academia. Es así como se volvió frecuente dentro de géneros como la música Celta.

Son igualmente recurrentes sus apariciones dentro de ritmos como el Power Metal o el Rock Progresivo. Mientras que algunos arreglos en balada pop, hip hop y hasta salsa también la incluyen.

El Jazz fue uno de los primeros movimientos musicales en “traerla de regreso”. El clarinete se hizo con el primer puesto del ranking de los instrumentos de viento elementales dentro de este género (saxofón y trompetas). Pero desde la década de 1930 se empezaron a escuchar los primeros solos de flauta.

Jerome Richardson, Frank Wess y Bud Shank fueron de los primeros flautistas destacados dentro del jazz band. Después siguieron, entre muchos otros, músicos como James Moody, Sam Most, Joe Farrell y Eric Dolphy.

La flauta: antes y después de Jean Pierre Rampal

Quien devolvió a este instrumento la popularidad a nivel superlativo, como no lo tuvo desde el siglo XVIII, fue este destacado flautista francés. Las majestuosas interpretaciones de música clásica o jazz de Jean Pierre Rampal, consiguieron que las nuevas generaciones de músicos se interesaran en la flauta, al igual que con el violín o el chelo.

Rampal llevó a oídos de todos los públicos obras de Bach, Mozart y Beethoven. También de Claude Debusy y Antonio Vivaldi, entre muchos otros. En cuanto al Jazz, entre las canciones para flauta interpretadas por el francés destacan Amaurose, Baroque and blue e Intime. Todas extraídas del “long play” Bolling: Suite for flite & jazz piano trio, en el que el también francés Claude Bolling ejecuta el piano

La flauta en la música para cine

En 1997, una de las canciones para flauta más famosas de los últimos 50 años hizo su aparición. Se trata de My heart will go on, compuesta por James Horner y Will Jennigs, interpretada por Celin Dion.

El tema fue compuesto para formar parte de la exitosísima película Titanic. El leiv motive, marcado precisamente por la flauta, se escucha contantemente de fondo durante toda la proyección.

Horner, uno de los compositores para cine más polivalentes de finales del siglo XX y principios del XXI, incluyó la flauta dentro de sus arreglos mucho más allá de Titanic. El estadounidense, fallecido en 2015, se valió de este instrumento para identificar sus trabajos en películas como Braveheart o Jumanji (ambas estrenadas en 1995).

Otros músicos que han llevado la flauta a las películas son John Williams (Harry Potter y el prisionero de Azkaban), Howard Shore (El señor de los anillos) y Hans Zimmer (Gladiador). Mientras que Quentin Tarantino uso The lonley shepherd (El pastor solitario) de Gheorge Zamfir, para rodar los créditos finales de Kill Bill Vol. 1

Canciones para flauta en la revolución de internet

 El desarrollo de las plataformas digitales, principalmente Youtube, ha permitido que muchos virtuosos y algunos aficionados, muestren sus habilidades con este instrumento en internet. Es así como en la red social musical propiedad de Google abundan “covers” de piezas famosas, interpretadas con verdadera maestría.

Entre las “reconvertidas” canciones para flauta, destacan bandas sonoras como la de Piratas del Caribe, compuesta por Hans Zimmer. También La Marcha Imperial de John Williams.

Pero las versiones “libres” dan para todo. Entre las disponibles (con tutoriales sobre cómo interpretarlas), hay temas de todos los géneros. Desde reggaetón (Despacito, de Luis Fonsi y Daddy Yankee o Felices los 4). También hay música pop (Shape of you de Ed Sheerman o Wake me up de Avicii), clásicos del rock como toda la discografía de John Lennon y The Beatles. Hasta hay que hacer mención a las “tradicionales” Noche de paz o Cumpleaños feliz.

 

Fuentes de imágenes: YouTube  / Pinterest


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.