Blade Runner: 35 años después

Blade Runner

En el verano de 1982 se estrenó Blade Runner. Y parecía tener todo a favor para convertirse en un éxito de taquilla instantáneo. Aunque no fue muy favorecida por ingresos ni por la crítica, el film se convirtió en un icono. Sobre todo en lo que a temática y estilo se refiere.

Las películas de ciencia ficción estaban de moda. El éxito de Star Wars, junto con otros títulos como Encuentros cercanos del tercer tipo y Alien: el octavo pasajero, otorgaron realismo. Se trataba (y sigue siendo así) de un género que necesita verosimilitud para poder convencer a los espectadores.

Harrinson Ford, el protagonista, era la estrella del momento. Después de saltar a la palestra mundial como Han Solo, su consagración definitiva llegaría en 1981 con Indiana Jones.

El argumento de la película se basó en un relato original de Philip K. Dick, célebre escritor de ciencia ficción.

Su director, Ridley Scott, también estaba de moda. En 1977 venía de ganar el premio a la Mejor Ópera Prima en el Festival de Cine de Cannes. Y en 1979, con Alien, ya había marcado un hito dentro de la historia del cine.

Sin embargo, la película no funcionó.

¿Qué “falló” en Blade Runner?

Los críticos en su momento se mostraron divididos respecto a la calidad de la película. Si bien alabaron su impecable puesta en escena y su propuesta visual, cuestionaron el ritmo pausado de la narración.

B RUnner 1982

Tampoco logró atraer al público. Muchos terminaron decepcionados con una trama en la que tenían más peso los debates existencialistas y filosóficos que la acción.

También contribuyó al fracaso inicial de Blade Runner otra cinta de ciencia ficción: E.T., el extraterrestre. La célebre película de Steven Spielberg se había estrenado apenas dos semanas antes y nadie quería saber nada de replicantes.

De fiasco a película de culto

Pese a la decepción inicial, el prestigio de la película fue creciendo de a poco. Todavía en la primera mitad de la década de 1980, se convertiría en un notable éxito dentro del segmento del video casero. Casi 15 años después de su lanzamiento, se mantenía como uno de los títulos más buscados en los clubes de video. Fue tanta la progresión, que en 1995 fue seleccionada como una de las películas que inauguraría la era del DVD.

Por otra parte, su complejidad filosófica la llevaría a formar parte de debates académicos sobre la humanidad. El papel de la tecnología y el futuro de la vida en la tierra son otros tópicos que aún hoy, siguen formando parte de la discusión.

Pasó a integrar el pensum de estudio de universidades, escuelas de Artes y Cine. La pulcritud de la fotografía (pese a que la mayor parte de la historia transcurre de noche, en una ciudad oscura y bajo una lluvia perpetua) es uno de los aspectos más revisados. También lo es su guión, combinación exquisita de ciencia ficción con cine negro.

La banda sonora es otro punto que contribuyó a solidificar el universo de Blade Runner. Y ello pese a que el lanzamiento del álbum con la música del filme se retrasaría por más de una década.

Fue compuesta por el músico griego Vangelis, con base en sintetizadores eléctricos y usando el saxofón como elemento diferenciador.

Una secuela tardía

La idea de una segunda parte de Blade Runner está latente desde hace bastante tiempo. Sin embargo, no sería hasta 2011 que el proyecto se puso en marcha oficialmente.

Ridley Scott estaba llamado a repetir como director. Pero las múltiples ocupaciones del realizador británico alargaron la espera otros cinco años. Estuvo ocupado dirigiendo Prometehus, precuela tardía de Alien, otro de sus clásicos. También trabajó junto con Matt Damon en la laureada Marte (The Martian), entre otros proyectos.

Para evitar más retrasos, en 2015 anunció que sus labores en la nueva Blade Runner se limitarían a la Producción Ejecutiva.

 B Runner

Como director se contrató al canadiense Denis Villenueve, quien en 2016 estrenó La llegada, filme alabado por la crítica.

¿Las segundas partes nunca son buenas?

En 1982 nadie podía imaginarse que Blade Runner tendría segunda parte. Mucho menos que esta continuación (al igual que la propia cinta original) entrarían a la categoría de obra de arte.

La mayoría de las secuelas, sobre todo cuando estas se producen de forma tardía, no suelen generar altas expectativas. Pero con Blade Runner: 2049, esta regla se rompe. La primera parte había dejado tantas preguntas sin contestar, que el público estaba ávido de más.

Villenueve, junto con el director de fotografía Roger Deakins no se limitan a replicar la atmósfera de la cinta original. Ambos llevan el uso de las luces y las sombras, de los reflejos y la lluvia a un estadio superior.

Mientras que Hans Zimmer, en colaboración con el pianista y compositor británico Benjamin Wallfisch, trascienden lo construido por Vangelis. Eso sí, son completamente fieles a las sonoridades creadas en su momento por el músico griego. En Blade Runner: 2049, los sintetizadores y los tonos industriales no solo acompañan el relato, forman parte integral de él.

El reparto encabezado por Ryan Gosling es eficiente y compacto. Dave Bautista, Robin Wright, Ana de Armas, Sylvia Hacks y Jared Leto también ponen su parte. Y Harrinson Ford consigue con su nueva puesta en marcha como Dick Deckard, replicar (a menor escala), el efecto que en el público tuvo el regreso de Han Solo.

El entusiasmo que ha provocado Blade Runner: 2049, ha llevado a algunas voces a afirmar, que se trata de la mejor secuela jamás realizada.

Nueva película y nuevas preguntas

Para mantener la línea de la película de 1982, el filme de Villenueve intenta responder algunas de las interrogantes que estaban en el aire desde entonces. Pero también deja abierta otras tantas, por lo que las posibilidades e interpretaciones parecen ser infinitas.

Si bien el rendimiento en la taquilla ha estado por debajo de las estimaciones (muchos achacan esto a lo largo de la cinta), hay posibilidades de seguir indagando en los sueños y recuerdos de los replicantes. O al menos eso es lo que esperan los fanáticos (los viejos y los nuevos) de este mundo distópico.

 

Fuentes imágenes: Las cosas que nos hacen felices  /  Publinews

Te puede interesar

Un comentario

  1. Nos encanta leer notícias de este tipo. La verdad esperábamos con euforia un clásico como Blade Runner de nuevo. Muchas gracias por la info! Un buen post 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *