Aplicaciones para descargar música

Los días en que debía acudirse a las viejas disco-tiendas para comprar los éxitos musicales de moda, definitivamente han quedado atrás. Las emisoras de radio han perdido el poder que tenían sobre los gustos musicales del público.

Hoy día, todo está al alcance de un clic. Y para ser dueño de una canción, solo basta con descargar música desde la red.

Todo es digital, los archivos musicales caben en una computadora, en un teléfono móvil, en un pent drive. El casete está en desuso, al igual que el disco compacto. La historia con el vinilo es otra. Sigue de moda en ciertos círculos, gracias a que las nuevas tecnologías le permiten al formato ofrecer una fidelidad de sonido inigualable. También por romanticismo.

El imperio musical YouTube

YouTube domina gran parte del mercado musical. Incluso muchas compañías de discos trabajan solo en búsqueda de millones de visualizaciones y “likes” en la red social audiovisual propiedad de Google. Aplicaciones como Spotify y Apple Music, también persiguen un gran pedazo de la torta.

Pero para la mayoría de los melómanos, disponer de la música en línea no es suficiente. También “necesitan”contar de ella en cualquier momento y en cualquier parte, sin tener que depender de una conexión Wi-Fi.

Descargar música de forma legal y segura

Aunque los procesos de distribución de los archivos musicales son hoy más rápidos y cómodos que un par de décadas atrás, la industria musical se ha resentido (y mucho) la presencia de la piratería.

Un tema que ha generado y sigue generando muchas polémicas. ¿Son legales las descargas? En la mayoría de los casos no. El daño que se está haciendo a la producción musical es grande, y lo observamos en el panorama musical español.

El aliciente para la creación de discos ya no es el mismo. En muchos casos, pensar a priori que las nuevas canciones de un disco estarán disponibles en la red, de forma gratuita, echa para atrás a grupos y compositores.

La solución podría estar en diferentes plataformas, que permiten la descarga de la música mediante pequeñas cantidades de dinero. En teoría, una parte de esos ingresos debería llegar a los creadores o compositores de la música. Pero da la impresión de que todo esto no está aún demasiado desarrollado. Y los productores musicales siguen sin tener el aliciente necesario para la composición.

Con la masificación de internet, el ciber espacio se llenó (entre otras cosas), de miles de opciones para descargar música de manera gratuita, muchas ilegales. Un delito que además permitió la expansión de un buen número de virus informáticos.

Algunas opciones

No hace falta  tener siempre la sensación de que se está robando. Para descargar música de forma segura y completamente legal hay opciones varias. Tanto en el caso de los dispositivos móviles, como desde ordenadores.

Amazon: la reina del e-commerce que también “vende discos”

Desde la tienda virtual más grande del mundo, no solo se vende música. También están disponibles, para su descarga gratuita, más de 46 mil pistas en formato MP3.

Buscar qué comprar en Amazon es muy fácil. Solo hace falta colocar en el cuadro de búsquedas la canción, el artista o el género deseado y listo.

Los miembros de la generación “old school” pueden revisar todo lo disponible, de manera aleatoria, muy a la usanza antigua. Es algo parecido a cuando se iba a las disco-tiendas. Se buscaba encontrar algo desconocido que generara emoción y sorpresa. Y eso se puede hacer también ahora, pero en formato digital.

Spotify y Apple Music: competencia para Amazon (y para YouTube)

Las apps reinas del streaming permiten a sus usuarios, no solo escuchar música sin tener que soportar anuncios publicitarios. También “bajarse” los archivos de “la nube”, para almacenarlos y reproducirlos en cualquier momento o lugar.

Todos los usuarios Apple Music pagan una membrecía mensual. Por su parte, Spotify todavía mantiene una opción gratuita. En ambos casos, disfrutar de los servicios Premium tiene un costo de alrededor de 10 Euros al mes.

Spotify otorga el derecho a sus usuarios de pago, de descargar hasta 3.333 canciones en un solo dispositivo. Además, cada cuenta puede registrar hasta tres dispositivos distintos. Todo ello al final eleva las posibilidades hasta 9.999 archivos musicales a descargar.

Por su parte, Apple Music permite a sus subscriptores añadir o descargar contenido a las bibliotecas personales de forma “gratuita”.

Para quienes deseen comprar una canción o un álbum en específico se ofrecen propuestas interesantes. Apple Music mantiene activas la app móvil de la iTunes Store o el portal iTunes desde ordenadores personales.

MonkingMe: una apuesta Made in Barcelona

Pensada para los artistas emergentes, la premisa de MonkingMe es ofrecer música gratis a todos sus usuarios. Siempre con la contrapartida de que los artistas de beneficien de ello.

Creada por un grupo de estudiantes de Barcelona, tanto la versión web como las app móviles para iOS y Android ofrecen streaming sin límites y sin publicidad.

También permite descargar música para disfrutarla “offline”. Todo de forma gratuita. Para rentabilizar la apuesta, promocionan materiales de merchandising de los artistas, además de conciertos y espectáculos.

Los músicos que busquen promocionarse, pueden valerse de una opción de pago para obtener mayor exposición.

 Last.fm: ¿la verdadera red social musical?

Permite a sus usuarios registrados organizar un perfil, en base a los gustos musicales y experiencias personales.

 Lo más llamativo es sin dudas, la posibilidad de descargar de forma gratuita canciones y hasta discos enteros.

 Vimeo también tiene lo suyo

Muchos llaman a esta web “la versión seria” o “profesional” de YouTube. Lo cierto es que va más allá de ser un site construido para compartir videos. Tiene disponible más de 100.000 canciones en archivos MP3. Aproximadamente la mitad, están disponibles para ser descargados de forma gratuita.

Las búsquedas se pueden adelantar por género, estado de ánimo o respondiendo a otros valores. Pero la mayoría de los artistas que tienen archivos de música para descargar son completamente desconocidos.

Freegal, música legal (y gratis) para los usuarios iPhone

Está disponible desde la App Store, (lo que sin dudas genera mucha tranquilidad). Está aplicación móvil permite descargar música sin muchas complicaciones, directamente al iPhone.

Hay disponibles más de 9 millones de pistas en formato MP3. Si bien hay muchos artistas desconocidos, también se pueden adquirir algunos de los éxitos del momento.

 

Fuentes imágenes: DJ TechTools  /  Portada Cristiana  /  Softpedia News


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.